Baltar insta a sus alcaldes a que renuncien a la paga extra o se bajen el sueldo

Miguel Ascón Belver
miguel ascón OURENSE / LA VOZ

GALICIA

El presidente de la Diputación ourensana, que cobra 67.159 euros anuales, no ingresará este año la paga de Navidad

25 jul 2012 . Actualizado a las 12:59 h.

José Manuel Baltar, presidente de la Diputación ourensana, no cree que la eliminación de la paga extra de Navidad para los empleados públicos afecte a los sueldos de los alcaldes. Pese a ello, ayer dijo «aconsellar» y «recomendar» a los regidores de la provincia que apliquen también esa medida a sí mismos. «Tal e como está actualmente a lexislación e a normativa, existe autonomía para a fixación dos soldos e esa autonomía existe tanto para fixalos como para reducilos», señaló el máximo responsable de la institución ourensana.

El presidente de la Diputación explicó que los alcaldes del PP han sido invitados a renunciar a la paga extra o, si lo prefieren, a reducirse el sueldo el equivalente a un 7 % anual. «Esa é unha recomendación que está facendo o partido, que se está a seguir, e que a Deputación está practicando co exemplo», dijo Baltar Blanco, que recordó que tanto él como su vicepresidente, Rosendo Fernández, y el presidente del Inorde (Instituto Ourensán de Desenvolvemento Económico), José Manuel Freire, ratificarán su renuncia a la extra de Navidad este viernes en el pleno de la entidad.

El máximo responsable de la Diputación tiene un sueldo bruto anual de 67.159,17 euros. Su «recomendación» afectaría tanto a los alcaldes que tienen salarios similares al suyo -el de Celanova, Antonio Mouriño que, con una población de 5.906 habitantes, cobra más de 63.000 euros anuales- o mucho menores, como la de Porqueira, Susana Vázquez, que ingresa 16.800. Ambos son del PP.