Marín se queda sin familia real

Tras 36 años, ni el rey ni el príncipe presidieron la entrega de despachos


Marín / La VOZ

Desde que se reinstauró la monarquía en España tras la muerte de Franco, ni Juan Carlos I ni el príncipe de Asturias habían faltado nunca a su cita con la Escuela Naval de Marín. Ayer se puso fin a una tradición que este año habría celebrado su 36 aniversario.

Ante su ausencia, el rol de los representantes de la Casa Real fue asumido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, en la que fue su primera visita a la comarca de Pontevedra desde que se hizo cargo de esta cartera. En cualquier caso, fuentes de la Escuela Naval quitaron hierro a esta inasistencia y dejaron claro que esta situación nada tiene que ver con polémicas de una u otra índole.

La ausencia tiene una explicación más prosaica: la austeridad. Ya el año pasado se tomó la decisión de reducir los actos que estarían presididos por el rey o su hijo, medida enmarcada en las políticas de recortes de gastos. No en vano, al coste propio de cualquier desplazamiento del jefe del Estado hay que sumar los derivados del refuerzo del dispositivo de seguridad que se suele habilitar en estos casos.

El año pasado, la decisión que se tomó fue que los representantes de la Jefatura del Estado únicamente presidirían una entrega de despachos por cada una de las tres ramas del Ejército. En el caso de la Armada, en el 2011, los príncipes de Asturias estuvieron en Marín, pero no acudieron a San Fernando, en Cádiz. Y este año la historia se repite, pero al revés.

Regreso en el 2013

De este modo, todas las fuentes consultadas coincidieron en que, si ningún imponderable lo impide, Juan Carlos I o su primogénito volverán a presidir en el 2013 los actos del Día do Carme en la Escuela Naval Militar de Marín.

La de ayer fue una cita calurosa y soleada en la que las altas temperaturas le jugaron una mala pasada a más de uno de los asistentes, incluido, al menos, uno de los alumnos del centro de formación. En total, 83 jóvenes que acaban de concluir el primer curso de la segunda promoción universitaria juraron bandera bajo los aplausos, los vítores y los cumplidos a voz en grito de sus familiares y allegados. Asimismo, otros 66, entre los que había cinco mujeres, recibieron los reales despachos, esto es, sus destinos como nuevos oficiales de la Armada, así como el calor de las cerca de dos mil personas que asistieron a la ceremonia.

Y si la Casa Real no estuvo presente, al acto de la Escuela Naval de Marín sí que acudió un invitado al que inicialmente no se le esperaba: el Juan Sebastián de Elcano. El buque escuela de la Armada, inmerso estos días en la Regata de Grandes Veleros 2012, decidió hacer una escala en la villa pontevedresa entre prueba y prueba.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

Marín se queda sin familia real