Laureano Oubiña: «Llevo 25 años repitiendo lo mismo»

El narco se niega a declarar en el juicio contra él por blanqueo de dinero

Laureano Oubiña, ayer entre dos policías en el banquillo de la Audiencia Nacional.
Laureano Oubiña, ayer entre dos policías en el banquillo de la Audiencia Nacional.

madrid / la voz

«Llevo 25 años repitiendo lo mismo en esta casa». Este es el argumento que esgrimió el narco gallego Laureano Oubiña para negarse a declarar en el juicio por blanqueo de capitales contra él que ayer se inició en la Audiencia Nacional. Oubiña está acusado de lavar más de 4,5 millones de euros del tráfico de drogas y el fiscal pide para él ocho años de prisión y una multa de 13 millones de euros.

«Estoy cansado de esta casa», insistió, tras lo que rechazó responder a las preguntas del fiscal antidroga Luis Ibáñez. El narcotraficante se remitió a la declaración que prestó en el 2005 por este caso ante el juez Fernando Grande-Marlaska e instó a la Fiscalía y a la presidenta del tribunal, la jueza Teresa Palacios, a buscar esa declaración porque «ahí está todo».

En libertad el 17 de julio

Se da la circunstancia de que Oubiña cumplirá el 17 de julio la pena por la que actualmente se encuentra en prisión, por lo que saldría libre antes de que se conozca la sentencia por este nuevo proceso. Además de Oubiña, están acusados su compañera sentimental, Tiziana Cardarelli, el constructor Amancio Costa y el primo del narco, José Piñeiro. Este último admitió ayer su participación en los hechos por los que el fiscal pide para él en su escrito de acusación una pena de cinco años de prisión. El abogado de Oubiña, Joaquín Ruiz Giménez, preguntó por ello a Piñeiro si había llegado a un acuerdo con la Fiscalía. Pero este no pudo contestar porque la jueza se lo impidió, al estimar improcedentes las preguntas del abogado.

Tiziana Cardarelli se negó también a contestar preguntas utilizando el mismo tono que Oubiña. «No vine a España para trabajar. Ya llevaba 17 años trabajando en Italia. Aquí solo he conseguido dos cosas: perder el dinero y la libertad», señaló la mujer, que se enfrenta también a una pena de cinco años de prisión. El constructor Amancio Costa fue apartado del juicio antes del comienzo de la sesión debido a que padece un cuadro médico de depresión, lo que le impide enfrentarse al proceso «con todas las garantías». La vista contra él se llevará a cabo cuando esté recuperado.

El defensor de Oubiña acusó al tribunal de haber metido «este juicio con calzador» en la última semana antes de que su cliente alcance la libertad el próximo 17 de julio. «No tengan miedo, no se va a escapar», señaló el letrado durante su intervención. Ante esta afirmación, la presidenta del tribunal, Teresa Palacios, contestó rotundamente que «miedo, ninguno» ya que se trata de un tema «de agenda y calendario».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Laureano Oubiña: «Llevo 25 años repitiendo lo mismo»