En un mes empieza la tala de 470 hectáreas de eucalipto del Eume

La Administración negociará posibles incentivos para los propietarios


Ferrol / La Voz

La Consellería de Medio Ambiente ya ultima nuevas actuaciones para comenzar a recuperar las fragas del Eume, después de que según el organismo las medidas tomadas de urgencia para evitar arrastres de tierra ni afecciones de ceniza al río Eume hayan sido positivas. El incendio iniciado el pasado 31 de marzo en el parque natural calcinó 750 hectáreas, según los datos facilitados por la Xunta, de las cuales 520 están dentro de los límites del parque natural protegido y 310 corresponden a zonas de especial importancia medioambiental.

Tal y como adelantó en la pasada junta consultiva del parque Ricardo García Borregón, director general de Conservación da Natureza, organismo dependiente de Medio Ambiente que gestiona la recuperación de las fragas, las medidas a medio plazo pasan ahora por retirar la madera más dañada por el fuego, eucaliptos y pinos, e iniciar la repoblación de las áreas, principalmente con especies autóctonas. Para poder llevar a cabo estas actuaciones la Xunta deberá contar con el permiso de los propietarios de terrenos en el entorno. Sin embargo, las zonas de bosque autóctono, destacan fuentes del organismo, resistieron mejor el embate de las llamas por lo que Medio Ambiente espera que se puedan regenerar de manera natural.

La Administración autonómica espera, no obstante, que se puedan iniciar las talas, que de momento están prohibidas, a partir de junio, ya que, destacan, la madera quemada debe retirarse cuanto antes para que no se siga secando. Según las estimaciones que manejan fuentes de Medio Ambiente, las primeras cortas de los árboles se llevarán a cabo en terrenos pertenecientes al municipio de A Capela, el más afectado por el fuego.

Para poder iniciar la actuación, la consellería ha contado con la colaboración de la Administración local a la hora de contactar con los propietarios y realizar un inventario de la superficie donde actuar. Las primeras talas afectarán a una superficie aproximada de 470 hectáreas, según indican fuentes oficiales de Medio Ambiente. Un terreno en el que se realizarán diferentes tipos de saca de la madera, tradicional, mecanizada o con cables, dependiendo de parámetros como la pendiente del suelo, su afectación o la de los árboles.

Reuniones con los afectados

Pero todas estas medidas que plantea la consellería no tienen cabida mientras la Administración autonómica no llegue a un acuerdo con los propietarios. Según indican fuentes oficiales del organismo, se convocarán nuevas reuniones con los afectados para consensuar aspectos como si las talas las realizará la Xunta o los propietarios, posibles incentivos o compensaciones.

Además, desde Conservación da Natureza también plantearán la medida de que las futuras repoblaciones se lleven a cabo con especies autóctonas como carballos, castiñeiros, abedules, ameneiros o bidueiros, entre otros. Una repoblación que, según indican fuentes oficiales de Medio Ambiente, todavía esta siendo estudiada por los técnicos, que manejan opciones como realizarla por tramos y espaciadas en el tiempo, o llevarla a cabo de manera continuada.

Planes de control

Las medidas a medio y largo plazo que desarrolla Consellería de Medio Ambiente incluyen varios planes de control del entorno para analizar la evolución del suelo, de la flora, fauna y el agua o un estudio de la superficie quemada, en el que se engloban las actuaciones de tala y plantación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos

En un mes empieza la tala de 470 hectáreas de eucalipto del Eume