La «Jasiri» viaja al fin a Kenia

Construida en el 2004 en la ría de Ribadeo, la fragata pasó varios años fondeada en Sada y en verano luchará ya contra la piratería en el Índico


ribadeo / la voz

Han pasado ocho años desde que Astilleros Gondán, empresa afincada en Figueras (Asturias), botó el KNS Jasiri, una corbeta de 85 metros de eslora y una velocidad de unos 30 nudos que destaca por su aspecto bélico. Y no es para menos. El barco fue ideado con el objetivo de formar parte de la flota militar del Gobierno de Kenia, aunque tras su botadura surgieron problemas económicos que frustraron la venta.

El Ejecutivo keniano adjudicó el proyecto a la empresa Euromarine Industries, que decidió subcontratar la construcción del barco a Astilleros Gondán. Cuando llegó el momento de entregarlo, fabricante y comprador no llegaron a un acuerdo, por lo que el buque permaneció varios años atracado en el puerto de Sada. Durante este último año estuvo en las instalaciones que Gondán tiene en Figueras, cuando se anunció un arbitraje entre Euromarine y el país africano, algo que finalmente no llegó a celebrarse gracias a la firma de un acuerdo entre ambos.

Así lo confirmó ayer el director de Astilleros Gondán, Álvaro Platero, satisfecho por la solución alcanzada. Platero aseguró que el buque partirá de Figueras a mediados del verano y, tras instalarle el armamento necesario, viajará a Kenia. «Es ideal para que navegue en las aguas de Kenia o Somalia en la lucha contra la piratería. El barco, además, está preparado para cumplir funciones oceanográficas», explicó.

Antes de partir hacia Kenia tendrá que hacer una parada en otro puerto para la instalación de dos sofisticados cañones y varias ametralladoras. Estos días los trabajadores de Gondán realizan tareas de mantenimiento a uno de los buques que más expectación ha levantado en los últimos años en Galicia, especialmente en la zona de A Mariña y el Occidente asturiano.

Durante ocho años la fragata Jasiri ha estado atracada en tres puertos: el de Ribadeo, el de Sada y finalmente el de Figueras. En los tres ha supuesto un gran atractivo para los vecinos, un interés que se acrecienta ante los avatares de su historia. Nunca se han conocido los motivos exactos del fracaso de su venta, aunque mucho se ha escrito en prensa nacional e internacional sobre el buque. Desde presuntas tramas de corrupción hasta complejos problemas políticos y empresariales que, incluso, llegaron a los juzgados. Hoy todo eso forma parte de la historia y, finalmente, el Jasiri podrá viajar a las peligrosas aguas kenianas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos

La «Jasiri» viaja al fin a Kenia