Dos excargos de Hacienda niegan órdenes para tener que beneficiar a Dorribo

López Carbajo y Mercedes Caballero declararon ayer ante el Supremo por el presunto tráfico de influencias de José Blanco


madrid / la voz

«Lo único difícil ha sido encontrar la sala». Fue lo único que el ex secretario de Estado de Hacienda, Juan Manuel López-Carbajo, manifestó a los periodistas a su salida del Tribunal Supremo, donde declaró como testigo ante el magistrado José Ramón Soriano, que investiga al exministro José Blanco dentro de la trama de concesión fraudulenta de subvenciones, en la operación Campeón en la que el empresario lucense Jorge Dorribo es el principal imputado.

Igual que ha ocurrido en todas las declaraciones de los comparecientes en las últimas semanas, tanto López-Carbajo como la ex directora general de Fondos Comunitarios, Mercedes Caballero, que también declaró ayer ante Soriano, negaron haber recibido órdenes ni instrucciones para favorecer la concesión de ayudas públicas a Nupel, la empresa farmacéutica propiedad de Jorge Dorribo.

Subvenciones millonarias

Y es que Laboratorios Nupel había solicitado varias subvenciones para desarrollar un proyecto de medicamentos en unidosis. Pidió un préstamo al Banco Europeo de Inversiones (BEI), unos fondos europeos de Desarrollo Regional (Feder), así como incentivos regionales. El Instituto Galego de Promoción Económica (Igape) tramitó las tres ayudas, concediendo las dos primeras (casi tres millones de euros en total), mientras que el Ministerio de Economía denegó la última de las subvenciones solicitadas.

En su declaración, que se prolongó apenas media hora, López-Carbajo negó haber recibido «instrucción alguna», no solo sobre las subvenciones a Nupel, sino en relación a cualquier expediente.

A preguntas del fiscal, el ex secretario de Estado dijo que las solicitudes de ayuda las remitían las comunidades al ministerio, donde un Comité de Evaluación las supervisaba y proponía las concesiones, y que el criterio -del que nunca se apartó- era el de mantener la propuesta del grupo de trabajo.

El magistrado dejó sin efecto la citación por error del antecesor en el cargo de López-Carbajo, Carlos Ocaña, pues este ya no estaba en el ministerio cuando se resolvieron las subvenciones de incentivo regional que pidió Dorribo.

Elena Salgado, por escrito

El Supremo también citó en relación a las mismas subvenciones a la exvicepresidenta económica, Elena Salgado, pero se ha acogido a su derecho de declarar por escrito, algo que aún no ha ocurrido pues aún no se ha agotado el plazo para que las partes formulen sus preguntas.

Sí habló ante el magistrado del Tribunal Supremo ayer Mercedes Caballero, que explicó el funcionamiento de la ayuda de Incentivos Regionales que -como subrayó la exdirectora general- son valoradas por las comunidades antes de enviarlas al ministerio. Coincidió con López-Carbajo en que la resolución favorable de los expedientes obedece a criterios técnicos, y negó que no otorgarle la ayuda a Dorribo respondiera a las anotaciones de un funcionario en el expediente referidas a noticias de prensa sobre la operación Campeón.

Igualmente Caballero manifestó que nunca recibió «llamada, influencia o presión» del exministro Blanco, con el que dijo «jamás» había hablado.

También tendrá que declarar por el caso en el Supremo la exministra de Sanidad, Leire Pajín.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Dos excargos de Hacienda niegan órdenes para tener que beneficiar a Dorribo