Defensa estudia negarse a adelantar los gastos de la campaña contra los incendios forestales

Los recortes pueden llegar a afectar a la operación Centinela gallega, la campaña estival de los militares para combatir el fuego

La VOZ

Los recortes en el Ministerio de Defensa pueden llegar a afectar a la operación Centinela gallega, la campaña estival que los militares llevan a cabo en colaboración con Medio Rural para luchar contra los incendios forestales. Según confirmaron en el seno de la Brilat, el Gobierno ha elaborado un anteproyecto en el que, entre otras cuestiones, se contempla que el ministerio no adelantará los gastos de este operativo y que después abona la Xunta. En el convenio del 2011 se estipuló que la Administración autonómica tendría que costear los gastos directos de la misión, pero también «las responsabilidades patrimoniales por daños a terceros originadas [...] como consecuencia de la ejecución normal de las actividades establecidas».

En aquella ocasión, Defensa tuvo que adelantar algo más de medio millón de euros, una cantidad que ahora deberá afrontar desde el primer momento la Consellería do Medio Rural si sale adelante el borrador elaborado por la cúpula militar. La principal de las partidas se corresponde con la de pluses y dietas, que en el 2011 ascendió a 413.866 euros, mientras que el combustible supuso un desembolso superior a los 85.000 euros. Además, se destinaron 5.200 euros para la telefonía.

No es el único recorte que afecta a la Brigada de Infantería Ligera asentada en Pontevedra. También se prevé dejar de sufragar desde las arcas del Estado la primera comida de los viernes. Es una medida que afectará a un pequeño grupo de militares de la base de la Brilat, pero que a nivel estatal podría afectar a más de 50.000 soldados.

Otras medidas contempladas en el anteproyecto, del que la Brilat tiene copia desde hace un par de semanas, ya se aplicaban en el seno de la base. En concreto es la referida a que los militares pontevedreses no tomarán parte en ningún acto civil si eso supone un coste para la brigada. En este sentido, desde esta unidad incidieron en que, por ejemplo, la banda de guerra suele acudir a distintas localidades -estuvo en Lugo en Semana Santa-, donde las autoridades municipales asumen el coste del autobús que realiza el desplazamiento.

Sin embargo, todo parece apuntar que no serán estos los recortes que más quejas levanten si se confirma el citado borrador, que ayer podía ser consultado en algunos confidenciales de Internet. El propio Ministerio de Defensa parece asumir el impacto mediático que supondría cancelar la campaña antártica del próximo año, lo que, a su vez, podría afectar negativamente a determinados proyectos científicos que aún no han concluido.

En lo que parece que no habrá recortes es en las misiones en el exterior. No en vano, un importante contingente de la Brilat se desplegará en Afganistán a finales de este año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Defensa estudia negarse a adelantar los gastos de la campaña contra los incendios forestales