La Xunta toma las primeras medidas urgentes para proteger las fragas del Eume

Se están instalando barreras para evitar arrastres y se revisa el drenaje de agua en las zonas más afectadas


ferrol / la voz

El director xeral de Conservación da Natureza, Ricardo García Borregón, presentó ayer en el Centro de Interpretación de las Fragas do Eume las actuaciones de urgencia que ya se han iniciado y se van a llevar a cabo en el entorno del parque natural a raíz del incendio ocurrido hace ya trece días. Las medidas consistirán principalmente en la estabilización urgente del suelo y el control de las posibles escorrentías en las áreas más afectadas, y a medio plazo, en la recuperación y regeneración de la zona.

«Solo el 7 % del suelo afectado por el incendio presenta una severidad alta, donde ya hemos empezado a actuar», explica el responsable de Conservación, que destaca que las zonas más afectadas se encuentran en las cuencas de Mazoca, Teixido y Laxe. «Laxe es la de mayor urgencia, donde la presencia de eucalipto es más elevada y la afectación del suelo presenta severidad moderada», resalta García Borregón.

En estas áreas, detalla el director del área, los técnicos ya han comenzado a realizar un «repaso y mejora de la red de drenaje del agua de escorrentía y la disposición de barreras de contención en lugares puntuales próximos a la cuenca de Laxe». Se trata de unas barreras geotextiles de fibra vegetal biodegradable cuya finalidad es dificultar la posible llegada de sedimentos al río Eume, y que también se colocarán en tres zonas donde el fuego llegó hasta la cuenca del río, en el trecho superior de coto de Ombre, en la banda derecha del río en el municipio de A Capela y en la banda izquierda del cauce, en Monfero.

Además, se continuarán realizando análisis diarios de las condiciones del agua del Eume para garantizar su calidad.

La Administración autonómica también llevará a cabo a medio plazo un plan de seguimiento del área, con actuaciones como un estudio de las poblaciones vegetales y animales amenazadas que habitan en el parque y un seguimiento y evaluación de los efectos del incendio en cuanto a la pérdida del suelo y a la regeneración vegetal. Y es que Medio Ambiente prevé que se pueda producir una brotación natural de gran parte del parque donde la vegetación está afectada «de forma baja o moderada».

Incidencia del fuego

Según indica el responsable de Conservación, de las 750 hectáreas afectadas por el fuego, 520 se encuentran dentro del parque natural, más de un cinco por ciento de la superficie total, y 310 hectáreas se corresponden a las áreas de mayor interés de conservación, es decir, un 3,4 por ciento del parque. Y con respecto a los diferentes grados y áreas de afectación, «predominan las áreas en las que el fuego solo ha afectado de forma superficial» tanto la vegetación como el suelo que, según las estimaciones de pérdidas de suelo aportadas por Medio Ambiente, solo se prevén de forma reducida en las cuencas más afectadas.

La Xunta prevé una regeneración natural de la vegetación en gran parte del parque

«Solo un 7 % del suelo quemado por el incendio presenta severidad alta»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos

La Xunta toma las primeras medidas urgentes para proteger las fragas del Eume