La Xunta ensaya el plan para que su personal trabaje dos días a la semana desde casa

Inicia en la Asesoría Xurídica un proyecto piloto que ofertará como alternativa la opción de acogerse a horarios flexibles


santiago / la voz

Por ahora es solo un plan experimental, pero marca la senda por la que quiere avanzar la Xunta para reducir gastos en la Administración y facilitar de paso la conciliación de la vida personal y laboral de sus empleados. El Gobierno autónomo aprobó ayer la puesta en marcha de un proyecto piloto para introducir la flexibilidad horaria y el trabajo desde el domicilio entre los empleados públicos de la Xunta. En el caso del teletrabajo, este plan contempla la posibilidad de que el funcionario pueda realizar su labor desde su casa durante un máximo de dos jornadas por semana.

Durante el tiempo que trabaje en su domicilio, el empleado público que se acoja a esa opción desempeñará las mismas funciones que cuando acude a su puesto en la oficina. Su jornada laboral será la misma que desarrolla habitualmente. Además, durante ese tiempo de trabajo, su presencia en las dependencias administrativas podrá ser requerida en cualquier momento por necesidades del servicio. Por ello, el funcionario que ejerza sus funciones desde casa deberá tener activado en todo momento el correo corporativo y el teléfono móvil que indique.

Como alternativa al teletrabajo, la Xunta potenciará la flexibilidad horaria. El acuerdo aprobado ayer determina que los empleados públicos no podrán compaginar estas dos modalidades, que en ningún caso podrán suponer un incremento de la jornada estipulada por ley en 37,5 horas semanales. Los que opten por la flexibilidad se beneficiarán de un horario con una parte fija (de 9 a 14 horas) y otra variable. En esta segunda parte, el tiempo de la jornada laboral que el empleado público no cumpla en su horario fijo deberá completarlo a primera hora de la mañana (entre las 7 y las 9 horas) y por la tarde (entre las 14 y las 20).

Control horario por tarjeta

Este proyecto experimental dará comienzo en los servicios centrales de la Asesoría Xurídica Xeral, emplazados en el complejo administrativo de San Caetano. La Dirección de Avaliación Administrativa y la Axencia para a Modernización evaluarán los resultados del plan para su ampliación al resto de la plantilla de la Administración.

Feijoo subrayó que la Xunta inicia así «con prudencia, pero con determinación, unha nova forma de traballar na Administración». Cifró en 3.000 los empleados de la Administración general y de Xustiza que usan ya la tarjeta inteligente, que, además de acreditarlos digitalmente, regula el control del cumplimiento de sus horarios, dentro del programa Kronos que prevé extender a 20.000 trabajadores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

La Xunta ensaya el plan para que su personal trabaje dos días a la semana desde casa