El nuevo proyecto nacionalista mira hacia el modelo de CiU


SANTIAGO / la voz

Con extremo sigilo, sin apenas dar pistas, las familias escindidas del BNG dan pasos para la conformación de un nuevo proyecto nacionalista. Unos movimientos que, al menos por ahora, se producen más por separado que de forma conjunta, quizás para pulsar las fuerzas que tiene cada uno en la nueva alianza. A día de hoy, la iniciativa arroja más interrogantes que certezas y parece claro que, de concretarse, se construiría sobre una coalición o plataforma electoral con dos polos: un ala izquierdista, de la que formarían parte los irmandiños de Beiras y otra más socialdemócrata y centrista, en la que jugarían un papel determinante Máis Galiza y algunos herederos del quintanismo, como Pérez Lema o el exsenador ourensano Pérez Bouza. Esta fórmula, inspirada en el modelo de CiU -aunque con muchas otras diferencias-, se antoja como la única alternativa para que los escindidos del BNG puedan convivir, al menos hasta las autonómicas, bajo un mismo techo.

Desde abajo

Descartada la constitución de un partido clásico o de un frente, la puesta en marcha de una coalición con dos polos parece lo más despejado de un proyecto cuyos promotores quieren construir desde abajo para seducir a la ciudadanía descontenta, pero que tiene que despejar incógnitas trascendentales en materia de liderazgo. Con apenas conversaciones informales, sin que se hayan producido contactos oficiales, sin constituir ni siquiera el proyecto, ya hay quien especula incluso con los cabezas de cartel de la coalición. Y se colocan nombres como quien espolvorea sal en una ensalada. El papel reservado a Beiras constituye la gran incógnita por despejar. Mientras unos creen que se trata de la única figura capaz de generar tirón electoral para lograr representación en O Hórreo, otros apuestan por que juegue un papel de apadrinamiento y un rol honorífico sin que sea el candidato a la presidencia de la Xunta.

Y aquí hay un distanciamiento claro de salida entre personas relevantes de los dos polos llamados a formar parte de esa coalición.

Primeros pasos

A la espera de que se produzcan nuevos movimientos, los primeros pasos dados por los escindidos del BNG revelan un cierto distanciamiento entre quienes estaban más llamados a entenderse y que formaron una alianza en la pasada asamblea del Bloque para enfrentarse a la UPG.

A día de hoy, Máis Galiza parece entenderse mejor con el ala centrista que encarna Pérez Bouza y con miembros del PNG que con los irmandiños de Beiras, cuya concepción del nuevo proyecto podría abrir las puertas a sectores de la izquierda más radical y del independentismo.

Algo a lo que se opone el partido liderado por Xoán Carlos Bascuas y las personas ligadas al polo de centro. Desde que oficializó su salida del Bloque, Máis Galiza se ha dedicado a ganar músculo como organización, algo que se ha interpretado en otros sectores como un intento de convertirse en la fuerza guía de una futura coalición.

Sobre este complejo escenario está llamada a levantarse una alternativa que competirá en el espacio electoral del BNG. Quién sabe si con Beiras de candidato.

análisis UNA ALIANZA CON MUCHAS INCÓGNITAS

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El nuevo proyecto nacionalista mira hacia el modelo de CiU