Un incendio afecta al corazón del parque natural de Fragas do Eume

La Xunta pide ayuda a la Unidad Militar de Emergencias. Se ha cortado el camino del fuego a las casas de los lugares de O Coto y Vilariño, aunque algunas han sido desalojadas. También la zona del monasterio de Caaveiro


As Pontes / La Voz

Un incendio forestal se ha declarado esta tarde y sigue sin control ya entrada la noche en los montes próximos al parque natural de Fragas do Eume, un enclave natural de importantísivo valor ecológico. El fuego se encontraba en la cuenca del río de la zona de Goente, perteneciente al municipio de A Capela. El regidor de esta localidad asegura que el fuego afecta «al corazón» del parque natural y tiene importantes proporciones, «tremendo, muy grande». La zona se encuentra en los límites entre los municipios de A Capela y As Pontes. A pesar de que pronto se vislumbraron al menos dos focos, por ahora la investigación descarta que fuera provocado, y achaca los varios puntos de origen del fuego al fuerte viento.

Ante la gravedad de la situación y la extensión del fuego, que ya ha calcinado 200 hectáreas, la Xunta ha decidido pedir la ayuda de la Unidad Militar de Emergencias. Los militares (55 soldados, seis autobombas, dos camiones nodriza y un vehículo de comunicaciones), que partieron desde la base de León, estarán sobre el terreno a medianoche, según los alcaldes de la zona. Carlos Muñoz, responsable de Conservación da Natureza de la Xunta, confirma el daño en el corazón del parque natural, una zona en la que trabajan unos 60 operarios a última hora del día

A pesar de que alguno se resistía a abandonar su hogar, los vecinos de la parroquia de Teixeira tuvieron que ser desalojados, y los medios de rescate tratan de ayudar a unos excursionistas que se quedaron atrapados en la zona cercana a la planta eléctrica de A Capela, muy transitada por aficionados a las actividades al aire libre. El fuego se propagó aguas abajo del río Eume y el humo ensombreció Pontedeume y se hizo visible desde las zonas altas de Ferrol. Además de varias zonas de viviendas, se ha desalojado el monasterio de Caaveiro, una zona de mucha actividad turística durante el fin de semana. Sin embargo, parece descartado mayor peligro ya que se ha cortado el camino del fuego hacia los hogares.

La consellería do Medio Rural ha establecido el nivel 1 de alerta como medida preventiva, por la proximidad del fuego a las viviendas. En las labores de extinción, dificultadas por el fuerte viento que sopla en la zona, trabajan 1 técnico, 4 agentes forestales, 5 brigadas, 4 motobombas, 2 palas, 5 helicópteros y 4 aviones. Los medios aéreos ya se han retirado al no tener luz suficiente para trabajar. A la zona se desplazó el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, y en ellla continúa la conselleira de Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, y el secretario Xeral de Montes, Tomás Fernández Couto. Los responsables de las tareas de extinción aseguran que el primer helicóptero llegó a la zona 4 minutos después de recibir el aviso.

La zona donde se originó el fuego es la misma en la que se proyecta una mina de andalucita a la que Medio Ambiente dio el visto bueno en el 2010 en medio de una gran contestación por parte de grupos ecologistas.

Votación
157 votos

Un incendio afecta al corazón del parque natural de Fragas do Eume