Detenido un pastor de Castrelo do Val por el incendio en el que pereció un brigadista

El sospechoso, un joven de 27 años de origen rumano, habría realizado una quema de rastrojos que después no pudo controlar


ourense / la voz

Un ciudadano de origen rumano, de 27 años, fue detenido a última hora de la tarde de ayer como presunto autor del incendio forestal registrado el martes en la localidad ourensana de Castrelo do Val, en cuya extinción murió un brigadista de 59 años y que ha calcinado más de 400 hectáreas de monte arbolado. El detenido es un trabajador que se dedica al pastoreo en una granja de ovejas de Piornedo, una aldea situada en el mismo concello ourensano y, precisamente, el lugar en el que se situó el origen del incendio.

Según confirmaron ayer por la noche fuentes del municipio, y pese a que las quemas están prohibidas por la Xunta desde el pasado 12 de marzo, el sospechoso habría estado quemando rastrojos agrícolas durante la mañana del lunes, sin haberse asegurado de que las llamas quedaban totalmente sofocadas. Después se fue a comer y, por la tarde, hacia las dos y media, las llamas de aquel primer incendio se habrían reavivado iniciándose un gran incendio forestal que afectó a otras tres aldeas del mismo ayuntamiento. Apenas una hora después del inicio del fuego, alentado por un fuerte viento, se produjo la muerte de Higinio Vivas López, sorprendido por un cambio en la dirección del aire que lo atrapó tanto a él como a sus compañeros de la brigada de Infesta (Verín). Todos lograron escapar de las llamas, menos Higinio, que murió calcinado.

Aunque aún es pronto para ver las responsabilidades penales que podría tener el sospechoso, Ian T., por el momento los investigadores le imputarían un delito de incendio por imprudencia. Se descarta, al menos por ahora, que lo provocase deliberadamente. De todas formas, dadas las graves consecuencias que tuvo, uno de los más importantes en la provincia en los últimos meses, y con el resultado de una muerte, no es descartable que se le pueda imputar un delito de homicidio imprudente. El origen del fuego ha sido descubierto por los agentes del equipo de investigación de incendios de la Guardia Civil y los agentes forestales. Al parecer, varios vecinos habían visto a alguien realizando una quema en Piornedo, por lo que informaron a los investigadores. Al parecer, en su primera declaración ante los agentes, el sospechoso habría reconocido haber sido él quien provocó esa quema de la que no se habría ocupado con la necesaria diligencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos

Detenido un pastor de Castrelo do Val por el incendio en el que pereció un brigadista