Los dos sectores de Máis Galiza dan por rota la corriente a cuatro días de su asamblea

Dan por hecho que los movimientos internos serán tan masivos que el nuevo partido dejará en el camino a buena parte de sus integrantes


vigo / la voz

Máis Galiza (+G) se convertirá el domingo en partido, pero dejando en el camino a una buena parte de sus integrantes, tanto si se mantiene dicha organización dentro del BNG como si opta en su asamblea del fin de semana por iniciar un proyecto político autónomo. A pesar de que la dirección de la todavía corriente interna del Bloque ha manifestado la voluntad de sus integrantes de asumir el dictamen de la militancia en favor o en contra de seguir formando parte del frente, los dos sectores dan por hecho que individualmente los movimientos internos serán tan masivos que Máis Galiza «pódese dar xa por rota», coinciden en apuntar casi con las mismas palabras integrantes de ambas sensibilidades.

El líder de la corriente, Carlos Aymerich, ya ha manifestado que sea cual sea la decisión de la asamblea del domingo, él se mantendrá dentro del Bloque, decisión secundada por muchos de los alcaldes de la formación, algunos cuadros y una parte de la militancia. Pero dicha proclamación es considerada desde el grupo que defiende la secesión como «un erro que ten desencadeado reaccións», provocando que una buena parte de la dirección de Máis Galiza dé por hecha su marcha del BNG aunque en la asamblea se acabe por imponer una decisión contraria.

«O Bloque xa non nos representa e a UPG é máis drástica ca nunca, polo que seguir construíndo o nacionalismo desde fóra é o máis útil neste momento», argumenta el sector favorable a iniciar un proyecto autónomo.

«En ningún sitio quedou escrito que se perdíamos a asamblea do BNG teríamos que marchar», se señala desde el bando contrario, partidario de tratar de seguir presionando a la dirección frentista para cambiar talantes y equilibrios internos y propiciar que siga existiendo una confluencia de distintas formas de entender el nacionalismo. «Aínda que non resulte o máis cómodo seguir no Bloque, segue a ser o máis útil ao nacionalismo deste país», añade otro integrante que apuesta por mantenerse en la formación.

Hasta la propia asamblea que Máis Galiza celebrará el domingo en la Facultade de Económicas de Santiago no quedará definido ni quién podrá votar ni los plazos de presentación de candidaturas, ya que aunque en el consello político que se celebró en la noche de ayer se aprobó que puedan participar en el cónclave militantes dados de baja en el BNG, se votarán enmiendas en sentido contrario.

Noriega reclama unidad de acción

El alcalde de Teo y uno de los referentes del Encontro Irmandiño, Martiño Noriega, reclamó ayer «unidad de acción institucional» de los representantes públicos del nacionalismo para cumplir los designios del electorado. Noriega, que gobernaba con mayoría absoluta en Teo, ha visto cómo dos de sus concejales abandonaron el grupo de gobierno tras decidir Encontro Irmandiño romper con el BNG, donde siguen encuadrados ambos ediles. El regidor mantiene que abandonar el Gobierno de su localidad sería «deturpar» la voluntad del electorado, sobre todo porque da a entender que el caso de los «irmandiños» se trata de la «ruptura» de un frente de partidos y no de un caso de transfuguismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

Los dos sectores de Máis Galiza dan por rota la corriente a cuatro días de su asamblea