El 51 % de los votantes del BNG creen que las escisiones dañarán el frente

El pesimismo del electorado del Bloque supera al de los que votan PP y PSOE

la voz

Los electores del BNG son los más críticos con las expulsiones y bajas voluntarias que se están produciendo en la organización frentista desde la asamblea nacional de febrero, unas escisiones que tienen su imagen más simbólica en la salida del que fue su referente histórico durante 30 años, Xosé Manuel Beiras, y la escisión de la corriente que lidera, Encontro Irmandiño. El 51,4 % de los consultados por Sondaxe que declararon haber elegido la papeleta nacionalista en las autonómicas del 2009 opinaron que estos abandonos tendrán consecuencias negativas y empeorarán los resultados electorales del BNG.

Este porcentaje casi duplica al de los votantes del Bloque que participaron en el sondeo y que creen que las convulsiones en el seno de la formación tendrán el efecto contrario, es decir, que contribuirán a que el nacionalismo obtenga más apoyos en las urnas. A esta visión optimista se apuntan el 27 % de los encuestados por Sondaxe.

Los consultados que declararon haber votado a otras fuerzas políticas en los últimos comicios autonómicos son menos contundentes en sus apreciaciones, aunque también aseguran en mayor proporción desconocer las escisiones en el seno del BNG. Así, el 49,2 % de los que se presentaron como electores del PSOE en los comicios del 2009 opinan que las escisiones serán negativas y empeorarán los resultados del nacionalismo en las urnas. Solo 8 de cada 100 en ese segmento creen que los movimientos tendrán efectos positivos sobre las expectativas electorales del nacionalismo. Las impresiones negativas bajan al 37,8 % entre los entrevistados que aseguraron haber votado al PP hace tres años. Claro que ese grupo es el que muestra menos conocimiento sobre los debates internos en el BNG.

Más positivos en Lugo

Según los resultados obtenidos por provincias, los consultados que residen en municipios de A Coruña son los más que se abonan en mayor número a tesis pesimistas, con un 37,4 %, por delante de los de Pontevedra (34,7 %), Ourense (33,9 %) y Lugo (26,2 %). Los entrevistados que viven en concellos lucenses son los que se muestran más positivos. El 13,7 % consideran que el BNG saldrá bien parado de las escisiones y bajas voluntarias, y mejorará sus resultados electorales. Esas expectativas tienen menos defensores entre los consultados de A Coruña (7,3 %), Pontevedra (9,2 %) y Ourense (10,7 %).

La lectura de las impresiones de los encuestados por Sondaxe en relación con el tamaño del concello en el que viven apenas ofrece alguna conclusión relevante. Las valoraciones en clave de incidencia negativa de las convulsiones del nacionalismo en sus futuros resultados electorales representan el 40,8 % entre los participantes en el sondeo que residen en municipios de 5.000 a 10.000 vecinos. En todo caso, en ese grupo alcanzan el porcentaje más alto (50 %) los que manifiestan que no están al tanto de los movimientos internos en el Bloque.

El pico más alto de valoraciones positivas sobre las escisiones (12,8 %) se registra entre los entrevistados censados en ayuntamientos que tienen entre 10.000 y 20.000 habitantes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

El 51 % de los votantes del BNG creen que las escisiones dañarán el frente