El sindicato CSIF ve un «atentado» en el asalto a CC.OO. en Vigo

redacción / la voz

GALICIA

La central tachó de «mafiosa» la irrupción en la sección sindical de Comisiones Obreras de policías y bomberos que temen perder su puesto de trabajo

24 feb 2012 . Actualizado a las 11:44 h.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) terció ayer con duros calificativos en el conflicto sindical surgido en el Ayuntamiento de Vigo. La central tachó de «mafiosa» y «atentado» la irrupción en la sección sindical de Comisiones Obreras de policías y bomberos que temen perder su puesto de trabajo a causa del recurso presentado contra las oposiciones que aprobaron el año pasado. CSIF califica de «energúmenos» a los funcionarios que asaltaron el local y se concentraron ante la sede comarcal de CC. OO., añadiendo que «deberían ser modelo de actuación ante la sociedad como policías y bomberos, pero han manchado el buen nombre y hacer del resto de empleados».

El sindicato independiente, sin representación el Concello, critica la «connivencia del resto de las centrales», y es especialmente duro con el presidente del comité de personal, al considerar que debería haber denunciado los incidentes y salvaguardar la libertad sindical.

Por último, CSIF extiende sus críticas hacia el alcalde, Abel Caballero, y su concejal de Personal, al no haber realizado ningún tipo de condena sobre los hechos e incluso negarlos esgrimiendo partes policiales, considerados poco objetivos por los afectados. «¿Es que tienen algo que ocultar?», se pregunta CSIF sobre la actitud del alcalde.