Baltar ve «rutinario» que inspectores antifraude de la UE visiten la Diputación

La investigación podría salpicar a la institución provincial pontevedresa, que puso en marcha un proyecto gemelo


Johan Wullt, portavoz de la Oficina Europea de Lucha Antifraude (OLAF), confirmó ayer que la agencia está investigando «posibles irregularidades en relación a dos proyectos de plantas de tratamiento de aguas en Ourense», aunque no quiso dar más detalles «por razones de secreto judicial». Dos funcionarios de esa oficina continuaron ayer con su inspección en la Diputación ourensana, en la que están revisando el posible uso inadecuado de fondos europeos en dos adjudicaciones para la construcción de depuradoras en núcleos rurales de menos de 500 habitantes. Diversas fuentes aseguran, además, que la investigación podría salpicar a la Diputación de Pontevedra, que puso en marcha un proyecto gemelo en esa provincia.

Por ahora solo ha trascendido la inspección iniciada en Ourense, que fue calificada ayer por el presidente provincial, José Manuel Baltar, como un hecho «absolutamente rutinario». Su investigación, dijo, librará de culpa a la Diputación: «Servirá unha vez máis para acreditar o excelente papel procedimental dos nosos servizos». Baltar precisó que no hubo ninguna empresa que reclamase por las adjudicaciones ahora bajo sospecha e insistió en la normalidad de la investigación: «Nós mesmos facemos inspeccións nos procedementos nos que a Deputación aporta fondos, a comunidade autónoma tamén o fai e tamén está investigada pola Administración central do Estado». Ni Baltar ni su equipo pudieron aclarar ayer cuántas veces fue la Oficina Europea de Lucha Antifraude la que realizó ese tipo de investigaciones en la Diputación ourensana, algo que no es baladí, a juicio de la eurodiputada del BNG Ana Miranda. Ella explicó que la OLAF no hace auditorías rutinarias, sino que solo interviene «cando hai indicios claros e é un asunto de envergadura». La nacionalista pedirá audiencia en la agencia el próximo lunes para obtener más información, pero afirma que ya conocía la inspección de manera extraoficial.

Una de las adjudicaciones bajo sospecha en la institución provincial ourensana se enmarca en el Programa Deputrans, al igual que un proyecto gemelo desarrollado por la Diputación pontevedresa. Ambas instituciones fueron socias en ese programa para la captación de fondos europeos. La ejecución del plan en Pontevedra que preveía la instalación de 36 depuradoras fue adjudicada también a la empresa Soluciones Medioambientales y Aguas, la misma que ganó los contratos investigados en Ourense. Sea como sea, según informa Christian Casares, desde la Diputación de Pontevedra niegan fraude alguno.

Denuncia ecologista

Por otro lado, la Sociedade Galega de Historia Natural denunció ayer que en la localidad ourensana de Xinzo se construyeron dos depuradoras con fondos europeos, una de las cuales nunca entró en funcionamiento, aseguran. La obra civil, dicen, pudo ser sufragada por la UE en dos ocasiones, por lo que han informado al Tribunal de Cuentas comunitario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Baltar ve «rutinario» que inspectores antifraude de la UE visiten la Diputación