El sur de Ourense registró sesenta incendios en los últimos seis días


La falta de agua que aporte humedad a la tierra y a la vegetación ha logrado también que proliferen los incendios forestales en pleno invierno. Entre el pasado jueves y ayer se produjeron unos sesenta fuegos, de pequeñas dimensiones y la mayoría concentrados en el sur de la provincia de Ourense.

Los investigadores creen que los incendios son intencionados y que se aprovecha la situación de sequía en la comunidad para plantar fuego y limpiar montes o ayudar al pastoreo. De momento no se han registrado detenciones con motivo de los últimos incendios, aunque no se descarta que se produzca alguna en los próximos días.

Tal y como señaló la conselleira de Medio Rural el pasado sábado en una visita a la base pontevedresa de O Campiño, la Xunta mantiene activado su dispositivo aéreo contraincendios ante la persistente escasez de lluvias y ya están operativos siete helicópteros y cuatro aviones, unos medios que aumentarán desde el 1 de marzo con un avión y un gran helicóptero del Estado. Rosa Quintana auguró, no obstante, un 2012 «complicado» en cuanto a los fuegos forestales, que se suma a un difícil 2011. «Estamos necesitando auga, pero xa non só polo tema dos incendios, senón polos pastizais ou polo mar, que necesitan auga doce. A ver se a meteoroloxía axuda un pouco», dijo hace unos días la conselleira.

Ni gota de aquí a fin de mes

Pero la meteorología, al menos a corto plazo, no va a ayudar. «Todo apunta a que febrero va a acabar sin gota de agua. De llover algo ahora, cosa bastante improbable, será muy poca cantidad», afirma María Souto, de MeteoGalicia. «El contraste entre lo que debería haber caído este invierno y lo que cayó es brutal», añade. Los meses de diciembre y enero, los más lluviosos del año, finalizaron con un acusado déficit de precipitaciones (solo la mitad del agua normal en el primero y poco más de un 20 % de la cantidad habitual en el segundo), y febrero, dice la meteoróloga, «era, por así decirlo, la última oportunidad». A partir de marzo los meses empiezan a ser menos húmedos. La predicción estacional de la estadounidense NOAA y la británica MetOffice incluso apunta a una mayor probabilidad de que las precipitaciones en primavera en Galicia sean normales o queden por debajo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El sur de Ourense registró sesenta incendios en los últimos seis días