Médicos de familia y pediatras no dan cita hasta dentro de seis días

Una de las consecuencias de no cubrir las bajas de los facultativos es que aparecen las demoras hasta en la atención primaria

la voz

Sin cita con el médico de cabecera hasta el próximo miércoles tras intentar pedirla ayer jueves. Casi una semana para acudir a una consulta de primaria, sea de adulto o de pediatría. Un sondeo por numerosos centros de salud de Galicia constata las denuncias que hace dos días realizaban los colegios médicos de la comunidad: una de las consecuencias de no cubrir las bajas de los facultativos es que aparecen las demoras hasta en la atención primaria.

Al menos en cinco centros de salud gallegos no dan cita hasta el próximo miércoles, pidiéndola ayer. Dos en la capital herculina, otro en Ames, uno más en la capital ourensana y en pediatría de un centro de Lugo. A ellos hay que añadir el de Monteporreiro, en Pontevedra, en donde hay quejas porque la falta de sustitutos provoca que las citas se den con cinco días de retraso. Más habitual es una demora de cuatro o cinco días, comprensible si se tiene en cuenta que hay un fin de semana de por medio. A esta situación se suman las denuncias realizadas por los médicos por el bloqueo de las agendas en aquellos centros que están más saturados.

Si la primaria -principal vía de entrada de los pacientes en la sanidad- se congestiona, todo el sistema asistencial sufre las consecuencias. Una facultativa de un punto de atención continuada (PAC) aseguraba ayer que en las últimas guardias se han encontrado con pacientes que llegan a esta urgencia porque le dan cita dentro de unos días con su médico de familia, y no pueden esperar. Sostienen además que es una situación que apenas se registraba antes.

El Sergas insiste en que no hay constancia de que haya listas de espera en primaria y, en todo caso, lo atribuyen a casos puntuales.

Siguen las protestas

Mientras, el personal sanitario se sumó al resto de los empleados públicos en las protestas contra los recortes de la Xunta. En el área sanitaria de Compostela prácticamente todos los hospitales registraron concentraciones, mientras que en el complejo ourensano también se movilizaron los trabajadores. En A Coruña se llevaron a cabo varias protestas, y de hecho la junta de personal de esta área sanitaria ha denunciado que miembros de seguridad del hospital Abente y Lago expulsaron a una delegada sindical que estaba explicando las medidas a las que ayer dio el visto bueno el Consello de la Xunta.

El presidente del Consello Galego de Colexios Médicos, Ignacio Vidal Pardo, recordaba que más que el déficit actual que pueda registrarse en la sanidad gallega, lo preocupante es «el cambio que se pueda originar si se llevan a cabo recortes», concluye.

Información elaborada con aportaciones de las delegaciones de La Voz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Médicos de familia y pediatras no dan cita hasta dentro de seis días