Táboas renuncia a su escaño al discrepar de la línea del BNG

Mario Beramendi Álvarez
MARIO BERAMENDI SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

PACO RODRÍGUEZ

Carlos Aymerich pide el reingreso en la Universidade da Coruña

09 feb 2012 . Actualizado a las 13:48 h.

La última asamblea del BNG, que ha dejado al frente partido en dos mitades, sigue generando réplicas, igual que cuando se producen temblores de tierra. Teresa Táboas, exconselleira de Vivenda con el bipartito y actual diputada nacionalista en la Cámara, oficializa esta mañana su renuncia al escaño que ostenta en O Hórreo. Una decisión que ya había comunicado ayer por carta al portavoz nacional, Guillerme Vázquez, y que responde a motivos personales, pero sobre todo a razones de índole política. Táboas entiende que el BNG salido de la última asamblea, por decisión mayoritaria de la militancia, ha renunciado a impulsar la regeneración y la refundación, y ha apostado por una línea política con la que no se siente identificada como para continuar con el acta de diputada en el Parlamento gallego.

En las semanas previas a la decimotercera asamblea, la exconselleira de Vivenda había mostrado, junto a Beiras y a Martiño Noriega, su compromiso público para articular un frente común con capacidad para renovar la organización. La decisión de Táboas salta a la luz pública a solo unos días de que el Encontro Irmandiño celebre un congreso crucial para el futuro del BNG, donde la corriente decidirá si continúa o no en la organización. Por ahora se desconoce si la decisión de Táboas constituye el paso previo para abandonar después la militancia en el frente nacionalista. Algo que sí oficializará en los próximos días el exsenador ourensano Xosé Manuel Pérez Bouza. En sustitución de la exconselleira entraría -por orden de lista en la candidatura de Pontevedra- una militante de la UPG, Carmen da Silva, actual concejala en el municipio pontevedrés.

La renuncia de Teresa Táboas se conoció el mismo día en el que Carlos Aymerich, ex portavoz parlamentario y líder de Máis Galiza, oficializaba los trámites para pedir la reincorporación a su puesto de profesor en la Universidade da Coruña. «Vou seguir ata o final da lexislatura coa dedicación parcial como deputado», explicó ayer a este periódico.