El órdago de Aymerich obliga a la UPG a asumir la voz en O Hórreo

Domingos Sampedro
domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Pontón o Suárez Canal podrían convertirse en portavoces en el Parlamento

02 feb 2012 . Actualizado a las 13:46 h.

El órgano lanzado por Carlos Aymerich a la dirección del BNG, al poner en entredicho su continuidad como portavoz nacionalista en el Parlamento gallego por un supuesto imperativo estatutario, obliga a la Unión do Povo Galego (UPG) a preparar de forma apresurada su relevo en O Hórreo y a manejar la posibilidad de promover a un diputado de sus filas como jefe del grupo para coordinar la labor de oposición al Gobierno de Alberto Núñez Feijoo.

La asamblea nacional celebrada el pasado fin de semana aprobó una enmienda en la que impide que los cargos más representativos del BNG (portavoz nacional, candidato a la Xunta o los portavoces en las Cámaras legislativas) sean ocupados por personas que, además, ostenten el liderazgo de una de las corrientes internas del Bloque.

Esta prerrogativa no afecta ni a Guillerme Vázquez, portavoz nacional, ni tampoco a Francisco Jorquera, portavoz de la delegación en el Congreso y candidato a la Xunta. Ambos se mueven en las coordenadas de la UPG, si bien el liderazgo de este partido recae en su secretario xeral, Francisco Rodríguez. Pero en el caso de Aymerich, que es el máximo representante de la corriente interna Máis Galiza, la cosa cambia y quedaría inhabilitado para seguir actuando como portavoz del BNG.