Un guardia civil ebrio irrumpe en un bar de Ferrol, pistola en mano, y amenaza a los clientes

Un testigo explicó que cuando entró en el establecimiento el agente comenzó a importunar a algunos clientes, simulando que les disparaba


ferrol / la voz

Un agente de la Guardia Civil montó un gran escándalo en las cafeterías de la zona portuaria de Ferrol, la madrugada del domingo, al entrar en varios establecimientos de uniforme, pistola en mano, y hacer ademán de disparar. Según informaron testigos presenciales, ocurrió después de la medianoche y era patente que el agente estaba bebido. Tras provocar un revuelo en una de las cafeterías, ya con la pistola, quitando y colocando el cargador, llegó a la Cafetería Internacional Maristany, donde se produjo el episodio de mayor gravedad.

Un testigo explicó que cuando entró en el establecimiento el guardia civil comenzó a importunar a algunos clientes, simulando que les disparaba. Luego llegó a dejarle el arma a un joven que se encontraba con otros en la parte exterior del local. Al ver el cariz que tomaba la situación, una persona llamó a la policía. A los pocos minutos llegó una patrulla, que trató de calmar al agente, pero al no conseguirlo se vieron obligados a desarmarlo y reducirle. Luego se lo llevaron detenido.

Las mismas fuentes señalaron que el agente, al que conocen como Cordero, está destinado en la unidad que presta sus servicios en el recinto portuario. Fuentes de la Guardia Civil indicaron que se ha incoado un expediente disciplinario, si bien irá en paralelo a las diligencias judiciales que se abran por el suceso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
62 votos

Un guardia civil ebrio irrumpe en un bar de Ferrol, pistola en mano, y amenaza a los clientes