Asaltan a un bodeguero de O Ribeiro en su vivienda y le roban 24.000 euros

c. paradela O CARBALLIÑO / LA VOZ

GALICIA

Cinco encapuchados lo ataron a una butaca, lo golpearon en presencia de su mujer y escaparon con el dinero en su coche.

17 ene 2012 . Actualizado a las 11:53 h.

El propietario de las bodegas Docampo, ubicadas en el concello ourensano de Ribadavia, fue víctima, durante la noche del pasado domingo, de un robo con violencia en su domicilio por el que tuvo que ser ingresado en el Complejo Hospitalario de Ourense para su observación.

Los hechos se produjeron, según consta en la denuncia presentada ante la Guardia Civil de Ourense, sobre las 21.30 horas, cuando Jerónimo Docampo, de 75 años, y su mujer, de 72, regresaban en su coche, un Mercedes Benz, a su domicilio en la localidad de Sampaio. En el garaje de la vivienda fueron abordados por cinco personas con el rostro cubierto por pasamontañas, que les obligaron a acceder con rapidez al interior de la casa reclamándoles dinero.

Al bodeguero le ataron los pies y las manos a una butaca del dormitorio y allí lo intimidaron y lo agredieron reiteradamente hasta que su mujer les dijo dónde se encontraba el dinero para que dejaran de golpearlo, ya que el empresario quedó muy desorientado como consecuencia de uno de los primeros golpes que recibió y no lograba abrir la caja de seguridad que tiene en la vivienda.

Los atracadores, personas jóvenes con acento gallego pronunciado y portugués, según se desprende de los primeros datos de la investigación aportados por el matrimonio, consiguieron apoderarse de 24.000 euros y huyeron en el Mercedes propiedad de Docampo.

Atado y con lesiones en la cabeza y en un ojo fue cómo lo descubrieron los agentes del instituto armado tras recibir la llamada de uno de los hijos del matrimonio (tienen tres) avisando de que sus padres acababan de sufrir un robo en su casa en Sampaio.

A consecuencia de los golpes y bajo los efectos de una fuerte conmoción, Jerónimo Docampo fue trasladado, inicialmente, al centro de salud de Ribadavia y desde allí se recomendó su traslado al Complejo Hospitalario de Ourense, donde tras realizarle varias pruebas se decidió mantenerlo en observación.

Los ladrones realizaron el asalto en apenas unos veinte minutos. La Guardia Civil busca ahora el automóvil de Docampo por las comarcas limítrofes a O Ribeiro e incluso en Portugal, al no descartarse que se hayan dirigido allí en su huida. El juzgado de Ribadavia instruye diligencias del suceso.

Robo en Allariz

La Guardia Civil busca también en Ourense a dos hombres que asaltaron, con la cara cubierta, un bar de Allariz cuando la empleada de la limpieza realizaba su trabajo, horas antes de que abriera el local, y se llevaron 2.300 euros. El suceso se produjo sobre las siete de la mañana, cuando se introdujeron en el establecimiento al estar la puerta abierta y abordaron a la mujer, obligándola a permanecer quieta y a no gritar mientras ellos accedían al almacén y se apoderaban del dinero. Su forma de actuar hace pensar que sabían con antelación dónde se guardaba la recaudación de la caja.