«De Galicia a México nos costaba 400 euros más que desde Oporto»

Precios más bajos y variedad de destinos atraen a los gallegos al Sá Carneiro

La familia Mallo, de Santiago, pide a los políticos gallegos que aprendan del Sá Carneiro.
La familia Mallo, de Santiago, pide a los políticos gallegos que aprendan del Sá Carneiro.

oporto / la voz

Ni los polémicos peajes portugueses han impedido que el aeropuerto de Oporto siga pescando usuarios en Galicia. En el año 2000 eran cien mil los gallegos que usaban sus pistas y ahora 720.000, pero la dirección del Sá Carneiro cree que aún le queda mucho mercado que captar al otro lado de la frontera. Fernando Vieira, director de la infraestructura aérea portuense, fija en Santiago el límite territorial de influencia hacia el norte del Sá Carneiro, pero admite que para un coruñés o un lucense Oporto tiene que convertirse en su plataforma para los vuelos directos que ofrece a Nueva York, Toronto, Río, Caracas, São Paulo y Luanda. «Utilicen nuestro aeropuerto si es útil para ustedes», recalca desde hace años Vieira.

A la entrada de la planta baja de la terminal levantada en el 2005 un enorme panel se convierte en declaración de intenciones: «Oporto, o aeroporto de todos os galegos».

Transporte directo

Martí Rosas, trabajador de hostelería en Pontevedra se apea a la puerta del Sá Carneiro en el carril reservado para los seis autobuses que cada día llegan desde Galicia (desde A Coruña, Santiago, Pontevedra y Vigo) y le da la razón al lema publicitario. «Claro que va a acabar siendo el aeropuerto de los gallegos y de los de fuera que trabajamos en Galicia», dice. Un par de veces al año se sube a uno de los aparatos de Ryanair en Oporto y se va a Milán a ver a otra rama familiar emigrada. «¿Por qué desde aquí? Primero, por precio, sacando los billetes con tiempo voy y vengo por menos de 70 euros, y a veces por menos. Segundo, porque un autobús me deja en la puerta del aeropuerto, algo que no puedo hacer si quiero ir al de Vigo o al de Santiago. Y tercero, porque sé que siempre hay vuelos, en Galicia aparecen y desaparecen vuelos continuamente, y así no hay manera de organizarse».

Precio muy competitivo

La familia Mallo acaba de bajarse del avión en un vuelo desde México vía Madrid. Son de Santiago, «pero no hay color. El mismo vuelo desde Barajas nos salió a la pareja 400 euros más barato saliendo de Oporto que si lo hiciéramos desde Lavacolla», explican. «Ya nos gustaría contar con las mismas oportunidades en Galicia, pero tal y como está todo no nos podemos plantear un gasto a mayores porque sí, aunque haya que añadir el desplazamiento hasta Portugal». «Deberían aprender nuestros políticos de lo que se hace aquí», concluyen.

Público joven

Las low cost mueven en el Sá Carneiro 3,2 millones de pasajeros de los seis millones que por allí pasaron en el 2011. «Para ir a Londres los precios desde Santiago son altos comparados con los de aquí, pero desde Vigo, cuando hay vuelos, son mucho más altos», explica Sara, una viguesa que vuelve a la capital británica a acabar su beca Da Vinci. «El precio es el principal motivo para venir aquí para mí y para mis amigos», añade, mientras aboga por un reparto racional de destinos en Galicia.

«Hay buses de Pontevedra al

Sá Carneiro, pero

no a Peinador

o a Lavacolla»

«Utilicen nuestro aeropuerto si es útil a los gallegos, es una cuestión de oferta y mercado»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

«De Galicia a México nos costaba 400 euros más que desde Oporto»