Máis Galiza y los «irmandiños» acercan posturas para un pacto

Mario Beramendi Álvarez
mario beramendi SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Los nombres para la candidatura conjunta son el principal escollo

10 ene 2012 . Actualizado a las 11:36 h.

Las corrientes alternativas a la Unión do Povo Galego (UPG) empiezan a acercar posturas para sellar una alianza que cristalice en una candidatura conjunta que se enfrente en la próxima asamblea del BNG al partido liderado por Francisco Rodríguez, que dirige los destinos del frente desde su fundación en 1982. Máis Galiza, el grupo de Carlos Aymerich, y el Encontro Irmandiño (EI), facción capitaneada por Beiras, han llegado a un principio de acuerdo en las tesis políticas y organizativas, pero faltan por encajar varias piezas trascendentales para escenificar la alianza: los nombres que liderarían el frente común.

Sobre el papel, el aspirante a la Xunta sería el actual portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich. La portavocía nacional, en cambio, quedaría a designación de los irmandiños. El principal escollo es que la persona mejor colocada, Martiño Noriega, se muestra remisa a aceptar ese papel. Máis Galiza había propuesto en un inicio un modelo bicéfalo, con Aymerich de candidato y el alcalde de Teo como portavoz. De esa forma, la corriente de Aymerich, como concesión para lograr el acuerdo con los irmandiños, aceptaría un BNG con dos cabezas, en el que el portavoz nacional no estaría en el Parlamento. Un modelo que Máis Galiza rechazaba en sus tesis de partida, pero que aceptaría en aras de lograr un frente común. En la reunión celebrada ayer en Santiago, el Encontro Irmandiño no comunicó a la corriente de Aymerich quién es su candidato a portavoz, lo que ha suscitado ciertas dudas en Máis Galiza sobre las posibilidades de cristalizar definitivamente un acuerdo. Las partes se han dado de plazo hasta el próximo miércoles para cerrar un pacto global (incluiría las tesis político-organizativas y la candidatura) que se visualizaría socialmente como un frente común, abierto a la militancia, en el que se trataría de integrar a miembros del Partido Nacionalista Galego (PNG), a alcaldes firmantes del manifiesto de julio y a destacados militantes, como la exconselleira Teresa Táboas o el exsenador Pérez Bouza.

Pero gran parte de esa alianza pasa por definir el papel de Martiño Noriega. Fuentes consultadas por este periódico han revelado que el alcalde de Teo se sentiría mucho más cómodo como candidato a la Xunta que como portavoz nacional, lo que deja abiertas otras posibilidades. Máxime cuando el referente más joven del Encontro Irmandiño sería bien visto incluso en sectores de la UPG.