El Gobierno gallego, pendiente de su renovación

Feijoo se da dos días para decidir el alcance de la crisis de Gobierno, estudiará la fusión de consellerías y designar un portavoz en la Xunta.


santiago / la voz

El presidente de la Xunta se dará de plazo hasta el próximo lunes para meditar el alcance de la remodelación del Gobierno que está obligado a hacer con el fin de cubrir las bajas de las conselleiras de Sanidade y Facenda, Pilar Farjas y Marta Fernández Curras, respectivamente, que se incorporarán a la Administración del Estado y cuyos ceses serán publicados hoy en el Diario Oficial de Galicia.

El esquema del futuro Ejecutivo parece estar todavía abierto y en el entorno del presidente nadie descarta que Alberto Núñez Feijoo pueda aprovechar la salida de sus dos conselleiras para hacer una remodelación más amplia del Gobierno, realizar algún ajuste a mayores en otros departamentos y afrontar así en mejores condiciones la recta final de la legislatura.

De optar por la solución más conservadora, la de cubrir únicamente las dos vacantes que representan el 20 % de su Gabinete, Feijoo estaría obligado a nombrar a dos conselleiras para cumplir con la Lei de Igualdade do Traballo. Pero si en el paquete entran otras consellerías, el escenario se abriría mucho más y ganaría fuerza la perspectiva de la fusión de consellerías para acomodar un poco más el organigrama de la Xunta al del Gobierno central.

El propio Feijoo fue preguntado ayer por la posibilidad de reducir el número de consellerías, una opción que no descartó: «Cada cousa ao seu tempo», se limitó a decir, tras participar en los actos de la traslación de los restos del Apóstol.

De imponerse finalmente esta vía, cobraría fuerza la posibilidad de unificar la Consellería de Sanidade con la de Traballo e Benestar, que dirige Beatriz Mato. Y si la remodelación se amplía más allá de las vacantes obligadas, se afianzaría la opción de fusionar Educación con el departamento de Cultura, endosándole Turismo a Industria, en línea con la apuesta hecha por Mariano Rajoy.

Otra de las decisiones que deberá tomar Feijoo, meditada ya alguna vez en el seno del PP, es la posibilidad de nombrar un portavoz para la Xunta, a imagen y semejanza de otras autonomías y del Gobierno central. La creación de esta figura volverá a ser sometida a estudio y, de abrirse camino, podría incluso recaer en el responsable de Presidencia, Alfonso Rueda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

El Gobierno gallego, pendiente de su renovación