La Xunta retira el uso exclusivo del coche oficial a los altos cargos

Solo el Gobierno y los delegados mantendrán el vehículo con chófer.


santiago / la voz

Cualquier alto cargo de la Xunta, como puede ser, a modo de ejemplo, un director xeral, tiene a su disposición un coche oficial y un chófer que lo recoge en su casa de Ourense, lo lleva a trabajar a Santiago y le permite cubrir todos sus desplazamientos laborales sin preocuparse por aparcar.

Pero esto se va a acabar en el 2012. El Gobierno gallego suprimirá el uso exclusivo de vehículos para un centenar de cargos políticos con el fin de reducir el gasto y primar la alta ocupación. Por seguir con el ejemplo, si el director xeral quiere ir a dormir a casa, la Xunta le asignará un coche del «servizo de incidencias» para el uso compartido con otro cargo de su provincia, como podría ser un secretario xeral natural de una localidad de aquella provincia.

Este es el modelo que el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, trazó ayer para el funcionamiento del parque móvil de la Xunta. Coincidiendo con la operación salida del puente de la Constitución, Rueda se puso al volante de otra operación que se prolongará durante cuatro meses y que permitirá a la Administración autonómica reducir de 160 a 16 los coches oficiales que se utilizan en exclusividad.

A partir del primer trimestre del 2012, solo dispondrán de esta prerrogativa los once miembros del Gobierno (el presidente y los diez conselleiros), así como los delegados territoriales. Esto le permitirá a la Xunta ahorrar 1,3 millones de euros cada año, según los datos aportados por Rueda en la rueda de prensa posterior al Consello.

La medida no supondrá ni la venta inmediata de vehículos ni tampoco el despido de los chóferes, que quedará reasignados al parque móvil de incidencias. Lo que sí se va a congelar son las contrataciones de conductores que se venían realizando para cubrir bajas, horas extras y vacaciones. Solo en este capítulo se ahorrarán, según la Xunta, 630.000 euros al año.

Más de 80 cargos afectados

La medida afectará a 83 altos cargos de la Xunta. A los 28 que ya residen en Santiago se les suprimirá el servicio que tenían de recogida a domicilio. Para los 55 que viven fuera de la capital gallega se habilitará otro servicio de coches de uso compartido «cunha media de tres altos cargos por vehículo», precisó Alfonso Rueda. El presidente de la Xunta, Núñez Feijoo, presente también la rueda de prensa, se mostró taxativo: «Teremos dez veces menos coches oficiais que na lexislatura anterior».

La supresión del derecho a usar coches oficiales en exclusiva se une a la decisión tomada en la misma dirección por el Parlamento gallego, y se ampliará igualmente a casi todas las sociedades y oganismos dependientes de la Xunta. Una decisión en este sentido ya había sido reclamada en julio pasado por el diputado socialista José Manuel Lage, al reclamar una reducción del 80 % de los coches oficiales, que proponía dejar en 30, tres por consellería. La Xunta cree que ha ido aún más allá al dejarlos en 16.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
28 votos

La Xunta retira el uso exclusivo del coche oficial a los altos cargos