El vendaval sacude media Galicia

Provocó la caída de árboles, postes, tejas y vallas, y causó heridas a un conductor en Vigo


redacción / la voz

Las provincias de A Coruña y Pontevedra y la montaña de Ourense fueron, desde la noche del sábado y durante la madrugada y la mañana de ayer, las zonas más sacudidas por el vendaval que acompañó a una borrasca llegada a Galicia desde el Atlántico. «A Mariña, el centro de Lugo y los valles de Ourense, por ejemplo, quedaron al margen de las rachas más fuertes», señaló ayer Pablo González, de MeteoGalicia. La ráfaga de viento más intensa que generó Sükrü -así bautizó el servicio meteorológico alemán al temporal- se registró en Carballeda de Valdeorras, en Ourense, a 1.620 metros de altura. Allí, el viento llegó a soplar a 157,8 kilómetros por hora. Pero más abajo también hubo registros importantes. En la estación de Vimianzo se alcanzaron los 122 kilómetros por hora, casi 120 en Cuntis, 108,2 en Poio, 107 en Cedeira y 102,3 en Vigo.

Esta precisamente fue una de las localidades en las que más se notaron los efectos del viento. La noche del sábado, en Coia, un conductor de 47 años, A.?C.?G., sufrió heridas leves en la cabeza y en una pierna por un árbol derribado por el viento cuando salía de su coche. Las fuertes rachas también levantaron parte de la cubierta del estadio de Balaídos y siete vehículos resultaron dañados al caer sobre ellos paneles y viguetas de cemento de un edificio en Gran Vía. Otros dos coches sufrieron desperfectos por la caída de un árbol en la calle Marqués de Alcedo.

En O Porriño, el viento desprendió una carpa con gente dentro que celebraba una verbena, y en Pontevedra capital la Policía Local tuvo que cortar parcialmente la calle Bora tras desprenderse el tendido eléctrico sobre un árbol, y la calle 12 de Novembro después de que el viento tumbase diez metros de valla sobre la calzada.

Una ráfaga fue también la responsable de la caída de un poste sobre una carretera en Castiñeiras, en Ribeira, donde un cartel electoral acabó empotrado en el parabrisas de un coche. En A Coruña, el viento derribó una farola sobre la avenida de Linares Rivas, de acceso al centro de la ciudad. Cayó sobre un vehículo y fue necesario interrumpir el tráfico 20 minutos, aunque no causó heridos.

Las fuertes rachas hicieron también que un árbol acabase sobre una carretera secundaria de Narón. Mientras, en la parroquia de Valenza, en Coristanco, el viento provocó cortes de luz intermitentes durante la madrugada de ayer, y en Paiosaco, en el concello de A Laracha, un automovilista sufrió un pequeño accidente contra un árbol caído sobre la carretera. Un cartel de venta de pisos acabó sobre dos coches en Carballo, y en Vimianzo se desprendió una antena. Además, usuarios de la autopista AG-55 entre A Coruña y Carballo criticaron la presencia de numerosas ramas sobre la calzada.

56,9 km/h

98 km/h

00000 km/h

102,3 km/h

Información elaborada con aportaciones de E. V. Pita, L.?Penide, M.? Ares, R. Domínguez, A.?Urgorri, M. Valiña y J. Gómez. Más información en páginas de Local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El vendaval sacude media Galicia