Cuatrocientos fuegos en 4 días

Las llamas arrasaron un parque natural en Baixa Limia y varios focos seguían activos anoche


OURENSE / LA VOZ

Galicia vive momentos dramáticos. La plaga de incendios forestales que afecta a la comunidad desde hace algunas semanas se ha vuelto especialmente virulenta desde el pasado viernes, auspiciada por los vientos del sur, la falta de lluvias y, sobre todo, por la acción de los incendiarios. Tanto que solo en la jornada de ayer los miembros del servicio de extinción habían contabilizado hasta las diez de la noche 45 fuegos en Ourense, la provincia más afectada por la grave situación. Desde el viernes, en toda la comunidad se han registrado 400.

Efectivos de tierra y aire de la Xunta, miembros de la Unidad Militar de Emergencias, vecinos de los pueblos afectados... Nada ni nadie parece suficiente para poner freno al que ya es el peor desastre medioambiental de los últimos meses, con unas consecuencias que ya se empiezan a cuantificar. En los incendios de los últimos días, y según datos provisionales, han ardido unas 5.500 hectáreas.

En Lugo, las localidades de Vilalba y Carballedo y, en Ourense, las de Melón, Padrenda, Esgos, Montederramo, Pereiro de Aguiar, Baltar, Maceda, Vilariño de Conso, Riós, A Gudiña, Avión, Maceda o A Peroxa, fueron algunas de las afectadas. En algunos casos los focos se declararon cuando ya la noche estaba cayendo y los medios de extinción aéreos no podían trabajar. Darse una vuelta por las zonas afectadas era desolador.

Pero los incendios más graves son los que están arrasando zonas de especial valor ecológico. En Lobios, los vecinos pudieron anoche dormir tranquilos después de cuatro días luchando contra las llamas en pleno parque natural Baixa Limia Serra do Xurés, donde han ardido más de mil hectáreas. Benito Fernández, un vecino, asegura que lo que ha ocurrido es una tragedia sin precedentes que se podía haber evitado. «El fuego llevaba varios días en Portugal y podían haberlo parado, pero no lo hicieron y después ya era demasiado tarde. Estamos indignados», asegura, recordando que en las últimas horas muchos vecinos como él han tenido que emplearse a fondo para evitar que las llamas llegaran a sus casas. En muchos casos lo lograron por apenas unos metros, aunque no se ha podido evitar que se quemasen algunas propiedades.

Fuego en el Macizo Central

Otro de los puntos más complicados sigue estando en el Macizo Central. El fuego, que se sitúa en la zona norte del parque natural de O Invernadeiro, de momento sin afectarlo según la Xunta, alcanzaba anoche las 1.500 hectáreas y seguía sin poder ser controlado cuatro días después de su inicio.

Y la noche se presentaba muy complicada. Tres fuegos en los que apenas trabajaban medios estaban activos en el ayuntamiento de Baltar, uno de ellos rondando muy de cerca a la aldea de A Boullosa.

Dada la situación, se ha decidido convocar al comité de lucha contra los incendios, en el que participan la Administración estatal y la autonómica y las fuerzas de seguridad. Será mañana.

Sobre incendios también se habló ayer en el Parlamento. El portavoz del PP, Pedro Puy, lo hizo para poner el acento en la fuerte «actividade incendiaria» y para pedir a las autoridades «máis esixencia» en la detención de los autores. La portavoz del PSdeG, Carmen Gallego, denunció la ineficacia de la Xunta en las labores de extinción y advirtió que los fuegos de Ourense los está sofocando la Administración del Estado. El portavoz del BNG, Carlos Aymerich, puso de relieve que mientras se registraban grandes incendios, Feijoo estaba haciendo campaña en Argentina.

5.500

Hectáreas calcinadas

La cifra corresponde a las hectáreas arrasadas en los fuegos de los últimos días.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

Cuatrocientos fuegos en 4 días