Más de un millar de personas protestan contra la reforma de la Constitución en Santiago


Más de un millar de personas han participado en Santiago en un acto contra la reforma de la Constitución y a favor de «otras políticas alternativas al capitalismo neoliberal» que, en opinión de las catorce entidades convocantes, consagra el cambio hecho por PP y PSOE en la Carta Magna. El lema principal de la concentración fue «Galicia por la soberanía, los derechos sociales y los servicios públicos. Esta reforma de la Constitución es un fraude».

El portavoz nacional del BNG, Guillerme Váquez, uno de los tres oradores en el acto que se desarrolló en la plaza de la Quintana resumió el espíritu de la protesta: «Los intereses abusivos de la deuda que los pague Rita la Cantaora». Vázquez ha calificado la reforma de «antigallega, antisocial e inútil» y ha acusado al PP y al PSOE de estar preparando un «Titanic social» sin importarles el conjunto de los ciudadanos.

«A ellos (Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba) sólo les importa la cuenta de resultados de (Emilio) Botín y compañía, porque ellos ya encontrarán resguardo en algún consejo de administración de alguna empresa bien pagado» cuando dejen la política, ha dicho. El líder del BNG ha solicitado a los asistentes que se movilicen y que arrimen el hombro para obligar a PP y PSOE a cambiar el rumbo, ya que estos partidos defienden la lógica de que es mejor tener un contrario miseria que nada.

«¿Pero qué lógica es esta?», se ha preguntado Vázquez, que también ha cargado contra la Unión Europea, con un modelo a estas alturas «indefendible» y que ha hecho a Galicia «pagana de la crisis y contribuyente neta». «Pagamos con el desmantelamiento del sector lácteo, del naval, de la pesca y ahora de la conserva», ha dicho. Vázquez ha apostado por poner «a dieta severa a los parásitos del capital» y a los especuladores y ha reivindicado la supresión de los Ministerios con las competencias transferidas, de las Diputaciones, del gasto militar, como el de Afganistán, y de las ayudas a las confesiones religiosas, especialmente la católica.

También ha demandado un control público de la economía, una verdadera reforma fiscal y una banca pública que facilite crédito a los ciudadanos. El portavoz nacional del BNG ha criticado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, a quien ha aludido como «Alberto I, el austero, el liquidador», que presume de «sudar la camiseta recortando antes y más que nadie» y que fue «incapaz» de liderar la defensa de la caja gallega.

El secretario general de CIG, Suso Seixo, otro de los oradores, ha reivindicado una reforma constitucional que plasme el carácter plurinacional del Estado y el derecho de autodeterminación de las naciones que forman parte de él. Seixo ha cargado contra los especuladores y el modelo que defienden, el capitalismo neoliberal «que también avala la derecha y al que se ha sumado la socialdemocracia europea», y ha explicado que el déficit público se puede combatir dotando de más ingresos al Estado mediante una verdadera reforma fiscal.

Representantes de las catorce entidades han leído un manifiesto en el que critican la reforma «partidista -hecha por PP y PSOE- que introduce en el ordenamiento jurídico una opción ideológica no neutra, el principio neoliberal de anteponer la lucha contra el déficit a la lucha contra el desempleo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Más de un millar de personas protestan contra la reforma de la Constitución en Santiago