Los alcaldes del BNG piden paso para redefinir el frente

Consideran que su modelo, respaldado socialmente, puede ayudar al Bloque


santiago / la voz

La pérdida de apoyo social que el BNG viene sufriendo ininterrumpidamente desde el año 2000 ha desencadenado un profundo debate interno sobre el rumbo que debe trazar la organización nacionalista para invertir la tendencia. La comisión creada al respecto, integrada por todas las corrientes, ha acordado celebrar una asamblea abierta a todos los militantes ?que tendrá lugar los días 22 y 23 de octubre ? y abrir los censos para la reafiliación. Sin embargo, paralelamente a este proceso se ha producido un movimiento novedoso. Algunos de los alcaldes que gozan de gran respaldo social en los municipios, el poder institucional que le queda al BNG, se han agrupado con un objetivo: influir en la redefinición del frente.

¿Quiénes forman parte del grupo?

Se trata de un movimiento que tiene su origen en la provincia de Ourense. Concretamente, en Vilar de Santos, donde está el alcalde más votado de Galicia, Xan Jardón, que logró en las pasadas elecciones el 86,41 % de los sufragios y que gobernará sin oposición. En el nacimiento de esta iniciativa han participado Xabier Oviedo, regidor de Maceda, y Xurxo Rodríguez, de Castrelo de Miño. A las reuniones se han sumado Félix Juncal, regidor de Bueu, y los alcaldes de Ribadeo (Fernando Suárez), Monforte (Severino Rodríguez) y Teo (Martiño Noriega). En cambio, no han participado Sandra González (Tomiño) ni Marcos Besada (Salceda de Caselas).

¿Cuáles son sus objetivos?

«Nin somos un sindicato de alcaldes nin un grupo para presionar nin queremos privilexios que non teña calquera militante: si queremos ter voz e que se teña en conta a nosa idea de como debe ser o BNG». Con estas palabras se expresa Xan Jardón, alcalde de Vilar de Santos. El grupo de regidores entienden que tienen una experiencia de gestión y que han sabido conectar con la ciudadanía en un contexto en el que el nacionalismo ha cosechado una pérdida de apoyos. Es decir, creen que sus modelos de hacer política pueden contribuir a reorientar la organización en el camino adecuado.

¿Qué es lo que les une?

El diagnóstico de que el Bloque vive una situación crucial, límite, que requiere cambios organizativos, generacionales y, sobre todo, de discurso. Los regidores coinciden en que las organizaciones políticas, como este caso el BNG, emplean tiempo y recursos en debatir cuestiones internas consideradas cruciales para los afiliados y los cuadros orgánicos, pero que nada tienen que ver con las inquietudes reales de los ciudadanos. Todas estas cuestiones ya se las han trasladado los alcaldes a la dirección del BNG en una reunión mantenida con Manuel Antelo, secretario de Acción Municipal del Bloque.

¿Qué dice la dirección actual?

El Bloque considera que vive un proceso de reflexión interna en el que el frente está abierto a las aportaciones de todos los militantes. Hasta ahora, estas se han canalizado a través de las corrientes del Consello Nacional, que son las que han formado parte de la comisión encargada de debatir el futuro de la organización. La dirección recuerda que está prevista una asamblea para los días 22 y 23 de octubre en que todos los militantes tendrán voz y voto, tal y como había demandado insistentemente desde hacía meses Xosé Manuel Beiras, líder del Encontro Irmandiño. El BNG está ahora inmerso en los preparativos del 25 de Xullo, Día da Patria, cita a la que concurrirá con los lemas de soberanía, trabajo y democracia, tal y como anunció ayer en Santiago.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Los alcaldes del BNG piden paso para redefinir el frente