Las autonomías del PP ultiman su ofensiva sobre el Gobierno para exigir más financiación

La Xunta suma alianzas ante la próxima reunión del Consejo de Política Fiscal, en la que los populares estrenarán mayoría


santiago / la voz

El frente que el Gobierno de Feijoo abrió hace ahora un año para reclamar al Ejecutivo de Zapatero una aplicación del nuevo sistema de financiación que facilite y no obstaculice la salida de la crisis entra estos días en su fase decisiva, con la preparación del Consejo de Política Fiscal que Hacienda convocará para la segunda quincena del mes. La reivindicación de la Xunta, que se centra en los 243 millones del Fondo de Cooperación que el ministerio se resiste a liquidar antes del 2013, se propaga en otras comunidades gobernadas por el PP, que serán mayoría en la decisiva reunión del órgano en el que el Estado y las autonomías discuten sobre el modelo de financiación.

Las últimas reclamaciones con las que el PP sube la presión al Gobierno socialista proceden de la Comunidad Valenciana y de Castilla y León. El Ejecutivo valenciano urge a Hacienda que abone 633 millones del Fondo de Competitividad, el equivalente al Fondo de Cooperación que el nuevo sistema financiero habilitó para las comunidades de mayor renta. El Gobierno castellano de Juan Vicente Herrera, que desde que Feijoo llegó a la Xunta ocupa el rol de vecino aliado que el asturiano Areces desempeñó con Touriño, sigue fielmente la estrategia gallega. Como Galicia, Castilla y León también prepara un recurso al Constitucional, que Murcia ya ha presentado, por lo que considera un incumplimiento del sistema. La comunidad vecina reclama al Gobierno 724 millones, de los que 211 corresponden a un Fondo de Cooperación que, al igual que la Xunta, también presupuestó pese a la advertencia de Hacienda de que no lo abonaría este año.

Este discurso reivindicativo sigue ganando fuerza en otras comunidades de distinto color político. El anterior Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por el socialista Barreda, ya desafió el criterio de la ministra Salgado al presupuestar este año 300 millones del Fondo de Competitividad y 88 del de Cooperación. Aunque el caso más significativo por su peso político es el de Cataluña, donde el Ejecutivo de Mas busca en los 1.500 millones que le corresponden del Fondo de Competitividad el oxígeno para afrontar un endeudamiento asfixiante.

Pero este pulso no se agota en los fondos. También sigue activa la alianza que Galicia y otras ocho comunidades sellaron en octubre en Santiago para pedir una devolución escalonada de la liquidación negativa de anticipos del Estado. El frente salió fortalecido de las elecciones de mayo, que permitirán al PP sentar a once consejeros ante Salgado en el Consejo de Política Fiscal. Génova tiene prisa. La número dos del partido y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, perseveró ayer en el mensaje de Feijoo y apremió a la ministra a convocar la reunión cuanto antes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Las autonomías del PP ultiman su ofensiva sobre el Gobierno para exigir más financiación