«Quién se llevó el Códice Calixtino, sabía de qué se trataba, sabía de su valor incalculable y sabía cómo llegar a él»

Redacción digital

GALICIA

El deán de la Catedral de Santiago, José María Díaz, ha segurado hoy que sólo tres personas tienen acceso a la caja fuerte del archivo de la catedral donde estaba guardado el Códice Calixtino y que fue el jueves o el viernes la última vez que alguien lo vio. Este martes el archivero medievalista se dio cuenta de su desaparición.

08 jul 2011 . Actualizado a las 00:44 h.

El deán de la Catedral de Santiago, José María Díaz, ha asegurado hoy en relación a la desaparición del Códice Calixtino que «el que se lo llevó, sabía de qué se trataba, sabía de su valor incalculable y sabía como llegar a él, y si no lo averiguó».

El deán explicó que sólo tres personas tienen acceso a la caja fuerte del archivo de la catedral donde se guardaba el Códice Calixtino junto a otros documentos de valor. Esas tres personas son el propio deán y dos colaboradores. Uno de ellos, el medievalista, fue el último que vio el Códice dentro de la caja fuerte el pasado jueves o viernes pero hasta el martes no se echó en falta.

Ese día «el medievalista de la Catedral, José Sánchez, en el momento de cerrar el Archivo echó en falta el Códice y me llamó en el momento», aseguró el deán. En un primer instante, el deán y sus colaboradores buscaron «en el archivo y en las estancias adyacentes» y al no encontrarlo en ninguna parte decidieron llamar a la policía que se presentó a las diez de la noche en la catedral compostelana. Al día siguiente, el miércoles, presentaron la denuncia oficial.