Cambia el equilibrio de fuerzas del conflicto


El levantamiento de la suspensión del catálogo de medicamentos no ha cambiado el discurso de la Xunta en su conflicto con el Gobierno central, que siempre fue de apertura al diálogo. Pero sí ha modificado el tono con el que la conselleira se dirige a la ministra para invitarla al consenso. Y es que las circunstancias han cambiado notablemente desde el inicio del enfrentamiento. Leire Pajín comenzó dando la callada por respuesta a la Xunta cuando Pilar Farjas solicitaba una reunión para explicar los datos de ahorro conseguidos en Galicia. Y el Gobierno señalaba ya en privado que iba a recurrir la ley gallega antes incluso de reunirse con la conselleira.

En esa actitud pesaba el convencimiento de que el Constitucional le daría la razón, y también el hecho de contar con el respaldo de las comunidades gobernadas por el PSOE, algunas de las cuales negaban en público unos beneficios del catálogo que reconocían en privado. El levantamiento de la suspensión no significa, como dice Sanidad, que se haya aprobado definitivamente. Pero ha hecho que no se entre ya en el que era su principal argumento, que era el del conflicto de competencias.

El otro hecho relevante que ha modificado el equilibrio de fuerzas en el conflicto son las pasadas elecciones autonómicas, en las que el PSOE ha sido desalojado del gobierno de hasta cinco comunidades: Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Extremadura y Aragón. Eso deja a Pajín en una situación de extrema debilidad en el Consejo Interterritorial de Salud y con menos argumentos que nunca para negarse a implantar en toda España una medida que supone un ahorro nada desdeñable en tiempos de crisis. Farjas es consciente de ello y no oculta que ha mantenido contactos con consejeros de otras comunidades para forzar un cambio de posicionamiento por parte de la ministra.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Cambia el equilibrio de fuerzas del conflicto