Una cuestión de supervivencia

El gasto farmacéutico supone casi un tercio del presupuesto sanitario

la voz

La factura de farmacia asciende a casi mil millones de euros al año en Galicia. Se incrementa en torno a un 6 % al año. Tomar medidas para racionalizar este gasto era ineludible.

El Gobierno central establece en su nomenclátor qué medicamentos son financiados por el Sistema Nacional de Salud (SNS) y cuáles de ellos son equivalentes e intercambiables. El catálogo gallego establece que en 34 principios activos, los más utilizados y en los que hay mayor diferencia entre unos fármacos y otros, la Xunta solo financiará el equivalente de precio menor. El catálogo entró en vigor el 3 de enero y su paralización llegó dos meses después.

El Sergas hizo un estudio con la prescripción de los seis primeros meses del 2010. En base a los medicamentos de marca que se recetaban y a la diferencia de precio con los genéricos, concluyó que con una treintena de principios activos podrían ahorrarse más de nueve millones al mes. ¿Qué ha ocurrido? Que los precios de referencia han bajado considerablemente, por lo que la diferencia entre marca y genérico ya no es tan elevada. No obstante, Pilar Farjas recordó que, entre enero y mayo del 2011, la factura de farmacia bajó 50 millones respecto al mismo período del año anterior.

Según la Xunta, porque ha decidido defender los intereses de las farmacéuticas (también ellas recurrieron al Tribunal Superior de Xustiza). Según el propio Ministerio de Sanidad, porque el catálogo invade competencias estatales, hace que los gallegos no opten a 427 medicamentos a los que sí acceden usuarios de otras comunidades, y limita la libre prescripción del médico, entre otros motivos.

Porque aunque es competencia de Madrid decidir sobre la financiación de fármacos, las comunidades pueden adoptar medidas para la racionalización del gasto. Porque el catálogo recoge que con justificación puede recetarse cualquier medicamento del nomenclátor del SNS y porque el alto tribunal considera que el recetar un fármaco equivalente y más económico deriva implícitamente de la normativa estatal. Eso sí, el Constitucional solo levanta una suspensión, ahora habrá que esperar a su decisión sobre si invade o no competencias estatales.

¿Qué es el catálogo?

¿Se ahorran realmente nueve millones al mes?

¿Por qué recurrió el Gobierno central?

¿Por qué el TC levanta la suspensión?

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Una cuestión de supervivencia