El turismo rural quiere apuntalar el mes de julio

La Voz

GALICIA

19 jun 2011 . Actualizado a las 06:00 h.

«Hay que esperar, hay que esperar», insiste el presidente de la Federación de Turismo Rural de Galicia, Manuel Vicente, cuyo horizonte es que el sector mantenga las cifras del año pasado: «Cada vez es más la gente que espera al último momento. Además, la situación es muy insegura y hay mucho asalariado que aún no sabe si podrá coger sus vacaciones y cuándo. Hay algunas variaciones de momento, pero esperamos poder estar al nivel del 2010».

La red de establecimientos de turismo rural de Galicia también nota la reducción en las estancias medias y como los clientes piden fines de semana en vez de semanas. Para agosto todavía quedan huecos: «Si nos falla agosto, sería ya como estar en la guerra. De todos modos, agosto no es la prueba. Nuestro reto es mantenernos en julio y en los primeros días de septiembre».

Vicente cree que la crisis está filtrando a los más profesionales: «El que ha trabajado su oferta y se ha promocionado es el que primero consigue clientes. Quien no lo ha hecho, aquellos que tienen la casa como segunda o tercera actividad, esos son quienes tienen ahora problemas». Sobre los precios, asegura que nadie se ha atrevido a subirlos en los tres últimos años: «Es más, el punto de IVA lo ha asumido el empresario y se han hecho campañas de descuento. Eso sí, la gente pelea los precios lo que puede. Pese a que han visto el coste en Internet, muchos llaman pidiendo rebajas».