Comienza en Lugo el juicio por intento de homicidio a un octogenario

EFE

GALICIA

El hombte recibió en un atraco en abril del 2010 varias puñaladas, algunas de pronóstico grave.

03 may 2011 . Actualizado a las 13:12 h.

La sección primera de la Audiencia Provincial de Lugo inició hoy el juicio contra un joven colombiano, de 20 años, acusado de robo con intimidación e intento de homicidio a un octogenario lucense, que recibió en el atraco varias puñaladas, algunas de pronóstico grave.

Según el escrito de acusación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron el 25 de abril de 2010, a las diez de la mañana, a la altura del inmueble número 36 de la calle Camiño Real, en pleno centro de la ciudad de Lugo. La víctima, que actualmente tiene 81 años, fue supuestamente asaltada por el procesado, que lo amenazó con un cuchillo.

De acuerdo con el testimonio de la víctima, el joven se le acercó y le dijo «esto es un atraco, dame todo lo que tengas o te mato», al tiempo que lo sujetaba por los brazos y lo desplazaba hacia la entrada de un garaje, donde supuestamente lo amenazó con un cuchillo de cocina, de 11,5 centímetros de hoja.

La víctima comenzó a pedir auxilio a gritos y fue entonces, según el fiscal, cuando el procesado le asestó varias puñaladas «con la intención de causar la muerte».

En todo caso, al ser increpado por un vecino de la misma calle, el joven se dio a la fuga y se refugió en el local «Las Palmeras», en la calle Tui, donde fue detenido por los agentes de policía cuando supuestamente intentaba «deshacerse del cuchillo» en un inodoro.

El octogenario fue trasladado de urgencia al Hospital Xeral para recibir atención médica y tuvo que ser intervenido de urgencia, a causa de la gravedad de sus heridas, dado que presentaba al menos «tres heridas incisas que penetraban en el abdomen».

Para el ministerio fiscal, los hechos descritos son constitutivos de los delitos de robo con violencia e intimidación y homicidio en grado de tentativa, por lo que pide para el procesado doce años de prisión y quince de alejamiento de la víctima, así como una indemnización de 6.000 euros y el pago de los gastos médicos al Sergas, que suman 7.590 euros.

Por su parte, el abogado de la acusación particular, Antonio López-Acuña, confirmó a EFE que solicitará 13 años de prisión para el acusado y una indemnización de 12.000 euros.