Hallan el cadáver de un bebé dentro de una bolsa en una cueva del Pico Sacro

Nacho mirás SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

La Guardia Civil busca pistas que conduzcan a la localización de la madre

25 feb 2011 . Actualizado a las 09:30 h.

El equipo forense del Instituto de Medicina Legal de Galicia (Imelga) completó ayer por la mañana la autopsia al cuerpo de un recién nacido que fue encontrado el pasado miércoles dentro de una bolsa de plástico en una cueva del Pico Sacro, en el municipio coruñés de Boqueixón.

La Guardia Civil confirmó que, sobre las 18.10 horas del miércoles, se recibió una llamada que daba cuenta del macabro hallazgo en este paraje situado a doce kilómetros de Santiago, una formación natural de algo más de quinientos metros de altitud cuyo material predominante es el cuarzo.

Esta persona explicó que se encontraba realizando una excursión por la zona cuando decidió probar una linterna que se acababa de comprar. Enfocó hacia las profundidades de la cueva, situada no muy lejos de la capilla de San Sebastián, y divisó una bolsa. El hombre, presa de la curiosidad, consiguió sacar el objeto al exterior, pero la cara le cambió completamente cuando, dentro del recipiente, adivinó los rasgos de un bebé.

Al lugar se desplazaron agentes de la Guardia Civil que se hicieron cargo del cadáver, una vez informado del hallazgo el Juzgado número 3 de Santiago, en funciones de guardia.

En el exterior de la cueva todavía podían verse ayer restos de envoltorios de material médico utilizado, así como un guante. El cuerpecito fue trasladado al Hospital de Conxo, en Santiago, donde el equipo forense que dirige el doctor Benito López de Abajo le realizó la autopsia durante la mañana de ayer.

Fechas sin determinar

Se trata del cadáver de un recién nacido, no de un feto, y todavía se está trabajando para datar la fecha de la muerte. Por el estado que presentaba, no parece que haya pasado demasiado tiempo desde el parto. No obstante, el director del Imelga señaló que todavía es pronto para precisar las circunstancias de la muerte, que podría haber sucedido en el mismo momento del parto o una vez abandonado el pequeño en el monte.

En todo caso, se han hecho las pruebas pertinentes para tratar de aclarar esta situación y se han recogido restos biológicos que, a través del análisis del ADN, puedan servir para identificar a su madre. La Guardia Civil agradece cualquier información que pueda servir para arrojar luz sobre este suceso que ha provocado una gran conmoción en el municipio de Boqueixón. La propia bolsa en la que apareció el pequeño puede ser una pista, así como otros elementos que hayan podido aparecer en el entorno de la cueva y que fueron recogidos por los agentes desplazados a la zona.

El proceso que se seguirá una vez realizada la autopsia y guardado el material genético será el mismo que se pone en marcha ante la aparición de cualquier cadáver. En este caso, sin embargo, al no ser reclamado por ninguna familia, el bebé recibirá sepultura en un nicho municipal.