Un muerto en Vigo al caer al mar por el temporal

La nieve obligó ayer a cortar varias veces la A-52, y causó problemas en la AP-9 y en casi toda la red viaria gallega


vigo, ourense / la voz

El propietario de una embarcación de recreo murió ahogado ayer en el pantalán de Bouzas donde, sobre las cuatro de la tarde, se registraba un fuerte oleaje. P.??G.??R., de 52 años, se acercó a su barco para verificar que estaba bien amarrado justo cuando el cambio de marea y rachas de viento de casi 100 kilómetros por hora hacían temer por la seguridad de las embarcaciones.

Un vecino de Bouzas, testigo del accidente, indicó que vio desde su casa al hombre manipulando la amarra del barco y que este perdió el equilibrio y cayó al agua. Según relató, P.?G.?R. movió los brazos pidiendo socorro, pero enseguida lo perdió de vista. El testigo avisó a la Policía Local, que a su vez alertó a la policía portuaria. A las 16.45 horas hallaron el cuerpo flotando entre dos barcos situados en la bocana de la ensenada de Bouzas.

El temporal de ayer, que dejó olas de más de 10 metros, más de 600 rayos y una racha de viento máxima de 158,1 kilómetros por hora en Oia, también trajo nieve. Esta afectó seriamente al tráfico en la provincia de Ourense. La principal vía de comunicación entre Galicia y la Meseta, la autovía A-52, tuvo que ser cortada al tráfico hasta en tres ocasiones, por lo que quedó totalmente anulada la circulación en ambos sentidos durante una hora, entre las 17.30 y las 18.30. El tramo más afectado fue el comprendido entre A Gudiña y A Mezquita, donde quedaron atrapados centenares de conductores. El tiempo no mejoró y, a las 20.15 horas, de nuevo fue necesario cortar la autovía para los camiones y buses, en esta ocasión desde el kilómetro 160, en Verín, hasta Puebla de Sanabria. En sentido contrario, tampoco se permitía la circulación de camiones o autobuses hacia Galicia. La Guardia Civil, de hecho, recomienda llevar hoy cadenas en todos los vehículos ante la previsión de que el temporal de nieve pueda prolongarse.

Nevada en la AP-9

El granizo primero y la nieve después también dificultaron ayer la circulación en la AP-9 en el tramo entre Ordes y Santiago, donde los conductores tuvieron que reducir significativamente la velocidad y algunos vehículos pararon fuera de la calzada ante los problemas para circular.

En Lugo, la nieve también complicó el tráfico. Nueve carreteras provinciales permanecieron cortadas (en Negueira de Muñiz, A Fonsagrada, Pedrafita, O Courel y Quiroga); en la A-6 hubo circulación condicionada (a 80 kilómetros por hora), al igual que en la LU-530 entre Baleira y Lugo; y fueron necesarias las cadenas en la LU-633 entre Pedrafita y el alto do Poio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Un muerto en Vigo al caer al mar por el temporal