Arrestados dos conductores por hacer carreras ilegales

La Guardia Civil buscaba a los jóvenes desde hace un mes, cuando causaron un accidente entre dos coches en Betanzos


a coruña / la voz

Los dos jóvenes detenidos el pasado viernes provocaron un accidente en diciembre y desaparecieron del lugar sin mirar atrás. Corrían por la complicada carretera que une Betanzos con Curtis (AC-840) sin respetar las más elementales normas de circulación, invadiendo el carril contrario, a excesiva velocidad y hasta en paralelo. Competían por ver cuál de los dos era más veloz. Hasta que se cruzaron con un vehículo que circulaba correctamente.

Su conductor tuvo que dar un volantazo para evitar la colisión con uno de los coches implicados en la carrera y fue a colisionar frontalmente con otro automóvil cuya única culpa fue pasar por aquella vía aquel día y a aquella hora. Los conductores salieron ilesos. Y los culpables haciendo chirriar sus ruedas. Durante un mes se creyeron libres. Pero la Guardia Civil de Tráfico inició una investigación gracias a los datos aportados por los conductores siniestrados y por fin dieron con la identidad y el paradero de los supuestos causantes, que fueron detenidos y puestos a disposición judicial.

Las pesquisas se iniciaron a los pocos minutos de producirse el accidente, a mediados del mes pasado. Muy pronto, los agentes que elaboraron el atestado dieron por seguro que el choque se debió a dos vehículos que estaban haciendo una carrera ilegal y que se ausentaron de la zona nada más producirse el siniestro, por lo que sus conductores podrían ser imputados, además, por un delito de omisión de socorro. El hecho de que no se hayan producido heridos los beneficia, pero no los exculpa. Aparte de esa acusación, la titular del Juzgado número 1 de Betanzos también podrá procesarlos por un delito de conducción temeraria y contra la seguridad del tráfico. El problema será, según fuentes judiciales, probar que aquel día iban conduciendo los detenidos sus respectivos coches.

Los arrestados tienen 20 años y son vecinos de Oza dos Ríos, muy cerca del lugar donde se produjo el siniestro y en una carretera en la que se han visto en los últimos meses carreras ilegales. La mayor presencia policial en la cuesta de la Sal, donde tradicionalmente se celebraban competiciones ilegales, motivó que los asiduos a las mismas hayan buscado en vías secundarias de la zona una alternativa. Así, se han detectado carreras en la zona de Aranga y hasta en Arzúa. Fuentes de la Guardia Civil de Tráfico reconocen la dificultad de luchar contra estas prácticas ilegales debido a lo «bien que se organizan», pues tienen gente apostada en los tramos para avisar de la presencia policial a través de móvil.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Arrestados dos conductores por hacer carreras ilegales