La Mesa no descarta denunciar la ley de convivencia ante los tribunales

Carlos Callón exigió hoy a la Xunta que «rectifique» sus políticas contra el gallego.


El presidente de la Mesa por la Normalización Lingüística, Carlos Callón, exigió hoy a la Xunta que «rectifique» sus políticas contra el gallego y anunció que no descarta acudir a los tribunales para denunciar la ley de convivencia de la Xunta, cuyo anteproyecto fue presentado la pasada semana.

Callón afirmó que esta medida, que da cobertura legal a las consultas que la Xunta se propone realizar a las familias sobre el idioma en la enseñanza, tiene como único objetivo «atacar» la lengua gallega.

«Quien lea el texto de esa ley y conozca mínimamente los centros de enseñanza verá que realmente el único objetivo es crear problemas allí donde no los hay y crear controversia social sobre el uso de nuestro idioma», denunció Callón.

El presidente de la plataforma ciudadana en defensa del gallego sugirió al conselleiro de Eduación, Xesús Vázquez, que «si quiere escuchar, que dé ejemplo» y atienda las demandas de las familias de las ciudades, ya que «un 40 por ciento respondieron que optaban por una educación en gallego y sólo en 10 por ciento tiene garantizado este derecho» en el presente curso escolar, agregó.

Asimismo, Callón reclamó a la Xunta que escuche también a todas las organizaciones representativas de la comunidad educativa, que de forma «unánime» mostraron su rechazo al decreto del plurilingüismo, aprobado por la Xunta en mayo del año pasado.

El presidente de la Mesa apuntó que varios juristas se han posicionado públicamente en contra del anteproyecto de ley de convivencia presentado por la Xunta al considerarlo un «despropósito legal» e «insolvente jurídicamente», y no descartó acudir a los juzgados para denunciar esta medida.

«No descartamos acudir a los tribunales pero será algo que vayamos viendo conforme avance este anteproyecto», precisó Callón, quien consideró que el presidente de la Xunta debe rectificar sus políticas «no sólo por razones legales sino sobre todo por razones cívicas».

«Es su obligación legal pero también si quiere ser un gobernante serio, responsable y cívico», agregó.

«En todo lo que lleva de mandato el señor Núñez Feijóo todavía no tuvimos la primera medida en defensa de nuestro idioma», lamentó Callón, para quien este comportamiento constituye un dato bastante «elocuente» sobre la actitud del jefe del Ejecutivo autonómico respecto de la lengua y la cultura gallegas.

Además, denunció que los responsables del Gobierno no actúan con voluntad de consenso ni de diálogo en la negociación de medidas como ésta ya que, según recordó, los sindicatos de educación «conocieron la medida a través de los medios de comunicación».

«Realmente en este Gobierno el consenso funciona como arma propagandística vacía», afirmó Callón, quien recordó que el «decretazo» contra el gallego fue aprobado a pesar del rechazo unánime de oposición, sindicatos, organizaciones estudiantiles y asociaciones de padres, entre otras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos

La Mesa no descarta denunciar la ley de convivencia ante los tribunales