Navantia bota en Ferrol la quinta fragata F-100

Centenares de personas presenciaron el acto en una ceremonia de puertas abiertas.


El astillero ferrolano de Navantia botó con éxito a primera hora de esta tarde la F-105 «Cristóbal Colón», la quinta y última fragata de la serie F-100 para la Armada española, que sustituyen a las antiguas F-70 de la clase «Baleares», con más de tres décadas de servicio en la Marina.

El buque fue botado a las 14:35 horas, coincidiendo con la pleamar en la ría ferrolana, en una rápida ceremonia de puertas abiertas en el astillero, con centenares de ferrolanos y curiosos entre el público que se acercó a presenciar el acto.

La infanta Margarita, la hermana del Rey, ejerció como madrina del nuevo buque de la Marina, acompañada de su esposo, el Duque de Soria. Tres veces lanzó la botella contra la quilla del buque para que esta se rompiera, en un gesto simbólico, que se convirtió en una de las anécdotas de la botadura.

Otra curiosidad fue la presencia en la tribuna de invitados de Cristóbal Colón de Caravajal, Duque de Veragua, y descendiente del descubridor de América, junto al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, los alcaldes de Ferrol y Fene, el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro; el presidente de Navantia, Aurelio Martínez, y los embajadores en España de Australia, Noruega e Indonesia.

La nueva fragata, con el 65 por ciento de su construcción ya ejecutada, se deslizó sobre la ría con ligereza y rapidez de acuerdo a lo previsto. La F-105 sigue la estela de las cuatro fragatas anteriores: F-101 «Álvaro de Bazán», la F-102 «Almirante Juan de Borbón», la F-103 «Blas de Lezo» y la F-104 «Méndez Nuñez». Sin embargo, incorpora varias mejoras técnicas que la convierten en la más moderna de las cinco, y también en la más costosa.

Cada una de las cuatro primeras unidades supuso una inversión de 600 millones de euros para las arcas del Ministerio de Defensa, mientras que la quinta y última, cerró su presupuesto en 750 millones, según indicaron hoy fuentes del grupo naval público.

Se trata de buques «multipropósito», según la Armada, fragatas que operan como escoltas oceánicos, de tamaño medio, flexibles y capaces de operar tanto en zonas costeras como en mar abierto, que integran el sistema de combate Aegis de factura norteamericana.

La fragata F-105 «Cristóbal Colón», al igual que las cinco anteriores, fue diseñada y construida en los astilleros gallegos del grupo naval, en el complejo de la ría ferrolana que forman los centros de Fene (antigua Astano) y Ferrol.

La quilla de la F-105 se colocó en el dique en febrero del 2009, y la fecha de entrega prevista que maneja Navantia es junio del 2012. La fragata tiene una eslora en flotación de 133 metros. Es capaz de desplazar 6.391 toneladas a plena carga con una velocidad máxima de 28 nudos, con una dotación de 234 marineros, según los datos aportados hoy por Navantia.

La primera de las cinco fragatas se botó en el año 2000 y se entregó dos años después, en septiembre del 2002. Mientras que la cuarta de la serie fue botada en Ferrol en noviembre del 2004 y se entregó en marzo del 2006.

Votación
30 votos

Navantia bota en Ferrol la quinta fragata F-100