La trama de los burdeles salpica al jefe de la brigada de Extranjería de Lugo

Esta mañana ha sido detenido un quinto policía, adscrito como subinspector a la unidad de extranjería. El responsable de esta misma unidad ha sido citado a declarar como imputado.


Agentes de Asuntos Internos de la Guardia Civil detuvieron esta mañana, en el marco de la operación Carioca que investiga presuntos delitos vinculados con la prostitución, a un quinto policía de la Comisaría de Lugo, adscrito como subinspector a la unidad de extranjería de esta dependencia judicial. Se trata de Eduardo Castro Suárez.

Además, para esta mañana también está citado a declarar como imputado el responsable de esta misma unidad, Evaristo Rodríguez, aunque en este caso no se procedió a su detención, según informaron a Efe fuentes de esta operación.

Esta detención e imputación se suma a las que ya se practicaron el pasado lunes, cuando fueron detenidos 4 policías de esta comisaría, pertenecientes a las secciones de Policía Judicial y Seguridad Ciudadana, quienes pasaron la noche del lunes al martes en la sede de la comandancia de la Guardia Civil.

Ayer pasaron a disposición de la titular del juzgado de instrucción número 1, Pilar de Lara, donde declararon hasta pasadas las 6:00 horas de esta madrugada, momento en el que fue decretada la libertad sin fianza pero con cargos para los cuatro que ahora se reincorporarán a sus destinos. Tendrán que comparecer periódicamente ante el juzgado.

La operación Carioca se puso en marcha en la madrugada del 16 de octubre de 2009, cuando se produjeron las primeras detenciones y se registraron y precintaron 4 locales de alternes, 3 de ellos en Lugo capital y otro en el municipio limítrofe de Outeiro de Rei.

Desde entonces, los 4 locales, uno de los cuales fue objeto de varios incendios intencionados, permanecen clausurados y se produjeron numerosas detenciones.

En el módulo destino a los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado se encuentran en situación de prisión provisional un cabo de la Guardia Civil y un inspector de la Policía Local.

Con anterioridad, también había sido detenido un policía nacional que prestaba servicio en Barajas (Madrid), que ahora se encuentra en libertad con medidas cautelares.

Además, por el despacho de la instructora también pasaron como imputados varios mandos de la Guardia Civil, así como, entre otros, un empresario y un ginecólogo, además del anterior subdelegado del Gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
35 votos

La trama de los burdeles salpica al jefe de la brigada de Extranjería de Lugo