Detenido en un monte vigués y en mal estado el tercer implicado en el atraco del banco


vigo/la voz.

De nuevo, noche en vela. El crimen del guardia civil de Covelo extiende su insomnio entre los agentes de las fuerzas de seguridad de Pontevedra. Ayer, por suerte, justificado, puesto que la madrugada terminó con la detención del tercer partícipe en el intento de atraco a la sucursal bancaria de A Cañiza, el pasado martes. El implicado, Fernando Condines Portela, de 47 años y vecino del barrio vigués de Cabral, estaba en búsqueda y captura después de que lo decretara la responsable del Juzgado número 3 de Ponteareas, que lleva el caso.

Pese a que los agentes de los diferentes cuerpos tenían identificado al sospechoso desde el mismo martes -y habían distribuido sus datos a todas las patrullas-, no había sido posible localizarlo. Miembros de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad de la Policía Nacional registraron el pasado jueves el domicilio del sospechoso, en la calle Penís, en Cabral.

Finalmente, la alarma surgió de forma inesperada mientras dos agentes de la Policía Local rastreaban el monte Vixiador. La unidad de la UMIR (patrulla rural) peinaba un zona boscosa tras vehículos robados y abandonados, habitual por esos paraderos, cuando de pronto encontraron escondida la moto Hyosung 0956-DRZ, una de las que estaban en búsqueda relacionadas con el crimen de A Cañiza. Ante esta situación, los dos agentes dieron la alerta al Cuerpo Nacional de Policía, que preparó un importante dispositivo por la zona. En cuestión de minutos se desplegaron por todo el monte personal de la Policía Judicial y del 091 provistos de chalecos antibalas y armas largas.

A por la moto

Tras posicionarse estratégicamente por el monte de la parroquia de Candeán -limítrofe con Cabral- esperaron hasta que a las 5.00 horas Fernando Condines apareció, sucio y en muy mal estado, para intentar recoger la motocicleta. Justo en ese momento fue arrestado y conducido a los calabozos de la Policía Nacional, donde se le tomó declaración. Finalmente, la Guardia Civil reclamó que fuese transferido bajo el mando de sus agentes y le pasaran las diligencias para incorporarlas al atestado del atraco, puesto que es la Policía Judicial la que lleva el caso.

Para continuar con las investigaciones, Fernando Condines Portela fue trasladado a la Comandancia de Pontevedra, donde permanece a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas. El arrestado deberá prestar declaración ante la jueza de Ponteareas, que decidirá si su implicación en el intento de atraco es mayor de la que inicialmente se sospecha. El hombre habría sido el encargado de prestar labores de vigilancia en el exterior de la oficina bancaria de A Cañiza a bordo de una furgoneta C-15 blanca, desde donde estaba en comunicación directa por teléfono móvil con José Ángel Martins Mendoza y José Vilar Casal.

De momento se desconoce si Condines podría haber participado también en las tareas de planificación de este intento de robo con butrón o en los otros atracos registrados en Vigo en las últimas semanas, con un modus operandi muy similar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

Detenido en un monte vigués y en mal estado el tercer implicado en el atraco del banco