Educación reduce al final a 8 los comedores escolares que cierra


La Consellería de Educación presentó una propuesta de relación de puestos de trabajo que suponía la sustitución en 18 comedores escolares de las zonas rurales de Lugo y Ourense de la gestión directa por parte de la Xunta por un servicio de cátering. Al final, y ante las críticas sindicales, la Administración suavizó las condiciones que implicaban este cierre en dos requisitos. Primero rebajando el número de comensales mínimos de 30 a 25, y segundo, manteniendo aquellos servicios en los casos en los que los oficiales de cocina son fijos.

El resultado ha sido que diez centros educativos mantendrán el servicio en las mismas condiciones que hasta ahora, mientras que en otros ocho, tres de Lugo y cinco de Ourense, se suprimen los puestos de trabajo existentes, por lo que los menores tendrán que optar por el cátering o serán desplazados.

Los sindicatos mantuvieron su rechazo a la medida, sobre todo porque fomenta el despoblamiento de zonas rurales. Además, desde la CIG critican que se eliminen puestos de personas que son fijas aunque están en destino provisional, o de otros esgrimiendo que están haciendo funciones de una categoría superior. Los centros que se quedan sin el servicio son el Ponte de Doiras de Cervantes, Vicente Casabella de Ourol, Aníbal Otero de Ribeira de Piquín, Baltar, O Bolo, Calvos de Randín, Xunqueira de Espadañedo y San Mamede de Montederramo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Educación reduce al final a 8 los comedores escolares que cierra