Bruselas amenaza con sancionar el retraso de los planes hídricos gallegos

Advierte de que aún no se han aprobado los proyectos de gestión de las tres demarcaciones hidrográficas de Galicia


La Comisión Europea planea abrir expediente a España por haber incumplido en las tres demarcaciones hidrográficas de Galicia (Miño-Sil, Cantábrico y Galicia-Costa) la directiva marco del agua, que obliga a elaborar y enviarle planes de cuenca que reflejen la situación y actuaciones previstas en los ríos gallegos. Así se desprende de una respuesta escrita del comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, al eurodiputado Oriol Serra, de ERC, que obtuvo su escaño en las pasadas elecciones en coalición con el BNG.

Serra y la portavoz del BNG en Bruselas, Ana Miranda, quien ocupará el escaño a partir del 2012, se habían interesado por la opinión de la Comisión sobre el estado de las tres cuencas gallegas, de las que Galicia-Costa depende de la Xunta a través de Augas de Galicia, y las otras dos, del Ministerio de Medio Ambiente. También denunciaban que las Administraciones están «permitiendo recurrentes situaciones de eliminación del caudal ecológico en varios ríos que soportan aprovechamientos hidroeléctricos, en los que diferentes empresas parecen actuar discrecionalmente bajo exclusivos intereses de rendimiento económico y no de salvaguarda de las aguas y conservación de los ecosistemas».

«Caudal ecológico mínimo»

En su respuesta, Potocnik reconoce que garantizar «un caudal ecológico mínimo en los ríos sometidos a un uso intensivo» es un objetivo fundamental de la directiva del agua. Pero advierte de que todavía no ha recibido evaluación de la situación actual y los planes de futuro para los ríos gallegos.

«Aún no se ha publicado ninguno de los proyectos de planes hidrológicos de cuenca de las demarcaciones hidrográficas de Galicia, lo que supone un retraso considerable en la aplicación de la directiva», reza el texto, que explica que el plazo terminó el pasado 22 de diciembre, nueve años después de la entrada en vigor de la norma.

Esos planes, que deberían haber sido sometidos a información pública antes de diciembre del 2008 y presentados a Bruselas antes del 22 de marzo pasado, deben recoger una descripción de cada demarcación y de la situación de sus aguas superficiales y subterráneas, así como de sus zonas protegidas, de las explotaciones económicas que las afectan y de las actuaciones previstas por las autoridades para su protección y regulación.

«Es tarea de los Estados miembros elaborar planes hidrológicos de cuenca y utilizarlos para encontrar soluciones a fin de conseguir un equilibrio entre los usos legítimos del agua y un alto nivel de protección medioambiental», dice Potocnik, quien advierte de que, «si procede», su departamento «recurrirá a los instrumentos jurídicos previstos en el Tratado de la UE» para lograr la plena aplicación de la directiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

Bruselas amenaza con sancionar el retraso de los planes hídricos gallegos