Tiñen de verde la piscina donde esta tarde jugará en Pontevedra la selección de waterpolo

GALICIA

Los sindicatos reconocen que pudo haber sido realizada, «fruto de la desesperación», por algún «descontrolado» de los trabajadores de instalaciones deportivas en huelga.

23 feb 2010 . Actualizado a las 16:53 h.

Un grupo de desconocidos ha roto esta madrugada los cristales del pabellón de Pontemuíños en Pontevedra y ha vertido un disolvente de color verde en la piscina en la que esta tarde jugará la selección española de waterpolo contra la de Rumanía. La acción no ha sido reivindicada aunque desde los propios sindicatos reconocen que pudo haber sido realizada, «fruto de la desesperación», por algún «descontrolado» de los trabajadores de instalaciones deportivas en huelga.

En un principio se pensó que el agua de la piscina había sido contaminada con pintura verde pero al final los análisis han permitido concluir que se trataba de un disolvente de color verde, inocuo para los deportistas por lo que se podrá jugar el encuentro sin problemas. El agua de la piscina se limpiará al máximo durante toda la jornada hasta la hora del partido.

En declaraciones a Radio Voz Pontevedra, el presidente de la Federación Gallega de Waterpolo, Carlos Touriño, ha criticado los hechos y ha asegurado que una cosa es el conflicto laboral y otra el encuentro de la selección española.