Galicia cuenta por primera vez con más de 100.000 inmigrantes

Incrementan casi en exclusiva el padrón de la comunidad y representan el 3,8% de la población


Galicia es la segunda comunidad española con menor porcentaje de población extranjera -detrás de Extremadura-, pero esa circunstancia no la hace ajena al fenómeno de la inmigración. Es más, la población foránea llegada en el último año ha aportado nada menos que el 93% del crecimiento del nuevo padrón de la comunidad, al aumentar el volumen total de dicha colonia en 11.069 personas respecto al ejercicio anterior.

A pesar de la crisis, que ha incidido claramente en una minoración en el número de llegadas (3.057 menos que en el 2008), Galicia superó el pasado año por primera vez en su historia la barrera de los cien mil inmigrantes empadronados. En total, son ya 106.637 los extranjeros con papeles en regla en la comunidad, lo que significa que la colonia inmigrante ha aumentado un 11,5% en el último año.

Con ese salto, los extranjeros representan ahora mismo el 3,81% de los residentes en Galicia, cifras que están muy lejos del 21,6% que la colonia extranjera suma en Baleares, o del 17,5 de Cataluña, pero también del panorama de otras comunidades del norte de la Península como el País Vasco, Cantabria o Castilla y León, donde los llegados de otros países superan los seis puntos del censo total.

Salto espectacular

Pero visto con una perspectiva temporal más amplia, el fenómeno de la inmigración no ha dejado de crecer en Galicia de una manera constante, aunque en el 2009 se haya ralentizado el flujo de llegadas. Así, la comunidad gallega ha pasado de contar con 18.157 extranjeros en 1996 a sumar 88.480 más en la actualidad, lo que supone un crecimiento del 83% en esos quince años, tal y como pone de manifiesto la revisión del padrón publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

Por proximidad territorial, Portugal sigue siendo el principal aportador de mano de obra extranjera, hasta el punto de que dos de cada diez inmigrantes empadronados proceden del país vecino, que aporta 20.471 residentes a la comunidad. Portugal sirve también de entrada para la mayoría de los integrantes del segundo colectivo con más presencia en Galicia, el procedente de Brasil. Escapando de la prolongada crisis de la economía lusa, los brasileños, que ya suman 11.982 empadronados en localidades gallegas, están incrementado su traslado al otro lado de la frontera buscando más suerte tanto en la construcción como en sectores como la restauración y el ocio.

La colonia colombiana, con 8.791 miembros, ve cómo su poder está siendo recortado por la inmigración rumana, la que más crece tras haber superado incluso a marroquíes y argentinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Galicia cuenta por primera vez con más de 100.000 inmigrantes