Triunfa la moción de censura en O Porriño contra el nacionalista Raúl Francés

El nuevo alcalde es Nelson Santos, de Ciudadanos por Porriño. Le han respaldado el PP y otro grupo de independientes.

Redacción digital
Vigo

O Porriño celebró este mediodía el pleno extraordinario para debatir la moción de censura que promovían los tres grupos de centro derecha del Concello (PP, Ciudadanos por Porriño e Independentes por Porriño) para desalojar de la Alcaldía al nacionalista Raúl Francés, que gobernaba en minoría desde las elecciones del 2007.

La sesión ha seguido el guión previsto -cruce de acusaciones, cierta tensión y numeroso público- y ha tenido el final esperado: Nelson Santos es el nuevo alcalde con los votos (9) de los concejales de los tres partidos. Han votado en contra el BNG (5) y el PSdeG (3).

La sesión plenaria comenzó a las 12 horas en la casa consistorial de esta localidad. Debido a la expectación generada, fue retransmitida en directo a través de pantallas gigantes de televisión en la plaza del ayuntamiento, que se encontraba abarrotada de gente. En el salón de plenos, cuyo aforo es limitado a unas 50 personas, no cabía nadie más.

El inicio de las intervenciones del pleno se retrasó ya que el BNG presentó varias cuestiones de orden en las que reiteró que defects deforma podían invalidar la moción, como se apuntaba en el recurso presentado por su grupo. Más tarde pidió al secretario que se pronunciase sobre si en la presentación de la moción de censura figuraban las firmas de los concejales aunque el presidente de la mesa de edad, Marcelino Coto de Independientes por Porriño, dio la cuestión por cerrada.

Abrieron entonces el turno de intervenciones en primer lugar el candidato a alcalde, Nelson Santos, y el regidor saliente, Raúl Francés. Santos ha criticó la labor del alcalde y justificó la moción en la «parálisis» del municipio por la gestión del gobierno en minoría del BNG. También reprochó al hasta ahora regidor los altos índices de desempleo registrados en O Porriño y el alto nivel de endeudamiento municipal, superior a los 20 millones de euros.

Francés criticó que el futuro tripartito ha realizado la operación política «coma quen merca unha finca» y ha profetizado su regreso a la alcaldía tras las elecciones del 2011: «Axiña volveremos». En declaraciones tras el pleno, Francés insistía en que la moción es como un matrimonio de conveniencia y pedía que se aclarase cual era la dote de esta inesperada unión.

El regidor saliente y su partido ha acusado al presidente de la Diputación de Pontevedra, Rafael Louzán, de ser el artífice de la operación. Su figura también fue vinculada en su momento a las mociones de Mos, Gondomar y Silleda.

Los portavoces del PP, Independientes por Porriño y Ciudadanos por Porriño defendieron la moción con casi los mismos argumentos. De hecho, el público no pudo evitar la risa cuando el tercero de los portavoces mencionó la carta que la CIG envió a Francés y en la que le hacía culpable de la falta de acuerdo con el funcionariado municipal.

Entre tanto revuelo y cruces de acusaciones, al final el que se llevó una de las ovaciones más largas fue el portavoz del PSOE, Iván Vaqueiro, quien recordó que los grupos de la moción traicionan lo que le prometieron a sus votantes y para ello no dan más motivos que el ser mayoría por sumar nueve concejales.

Público entregado

En el pleno se han vivido momentos de tensión. Una mujer ha tenido que ser desalojada tras recibir varias advertencias para que parase sus continuas interrupciones. Por momentos, el ruido del exterior tapaba las voces en el interior del pleno. Y el público congregado fuera llegó a quejarse porque a través de las pantallas no oían lo que ocurrían en el salón del plenos, gritos que también interrumpieron la sesión.

Al salir del pleno, el regidor saliente ha sido vitoreado con gritos de: «Francés, vales máis que os outros tres», los mismo que se oyeron en el pleno cuando Nelson Santos cogía el bastón de mando. Para los triunfadores no faltaron abucheos aunque su salida se hizo esperar y hasta el grupo de jóvenes que le esperaba con bolsas de arroz se fueron antes de que el nuevo gobierno abandonase el Concello, por la puerta de atrás que era la única que quedaba abierta.

La de O Porriño es la undécima moción de censura que se consumará en Galicia desde las Elecciones Municipales de 2007 y la cuarta en la provincia de Pontevedra tras Mos, Gondomar y Silleda.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

Triunfa la moción de censura en O Porriño contra el nacionalista Raúl Francés