Radicales hacen estallar una bomba casera en la casa de Blanco Valdés

La Voz

GALICIA

Es el tercer ataque que sufre el catedrático y articulista de La Voz de Galicia en los últimos tres meses

29 ene 2010 . Actualizado a las 09:24 h.

La policía está atando cabos que puedan llevar a la detención de los autores del atentado terrorista del que fue víctima en la madrugada de ayer Roberto Blanco Valdés, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidade de Santiago y columnista de La Voz de Galicia.

Según relató el propio Blanco Valdés, sobre las tres y cuarto de la madrugada el potente estallido de «una especie de traca» despertó a su familia y a sus vecinos. «Con la fuerza del estallido, una de las persianas de la casa de mi vecino se metió hacia adentro», narró. Desde la ventana del dormitorio pudieron ver cómo se declaraba un incendio bajo un árbol del jardín que está junto al cierre de la vivienda, situada en el entorno de Santiago.

Policías desplazados al lugar recogieron restos del artefacto, que, al parecer, estaba compuesto por varias cabezas explosivas, de las que se utilizan en pirotecnia, unidas a una bombona de cámping gas. El artificio había sido colocado junto a la puerta del garaje y, aunque causó pocos daños, causó un gran estruendo. La bombona saltó por encima de la valla que cierra el jardín y el gas se incendió bajo el árbol. Si el recipiente hubiese explotado, los daños podrían haber sido muy importantes, tanto en la casa de Blanco como en las viviendas de sus vecinos.