La Xunta abre hoy el proceso para aprobar la planificación del litoral, que incorporará un catálogo del paisaje costero

La Voz

GALICIA

08 ene 2010 . Actualizado a las 02:00 h.

El Consello de la Xunta iniciará hoy el proceso para la aplicación del plan que debe ordenar los aprovechamientos de los espacios costeros, con el análisis del informe previo a la aprobación inicial del documento. El Gobierno de Feijoo desvelará las claves de una planificación que enviará en los próximos días a los 89 concellos afectados y que establecerá algún grado de protección en 142.000 hectáreas de la franja costera, un 64% más de la superficie que está desde mayo del 2007 bajo el paraguas de la ley de los 500 metros.

El documento que tiene que sustituir en mayo próximo a la norma que impide edificar a menos de 500 metros del mar, y que acumula más de cinco años de retraso respecto a los plazos establecidos por la Lei do Solo y tres meses sobre el calendario que marcó Feijoo, divide el litoral gallego en siete áreas de protección, frente a las cinco que establecía el plan que dejó esbozado el Gobierno bipartito. Esas franjas se corresponden con las zonas de A Mariña lucense, las Rías Altas, el golfo Ártabro, el arco bergantiñán, la Costa da Morte, las Rías Baixas y la costa sur. En esas áreas se diferencian 35 sectores. Entre las nuevas herramientas que aportará el plan para ordenar los usos de la costa gallega destaca el catálogo del paisaje litoral.

Además, la treintena de expertos reclutados por la Xunta han definido y cartografiado 428 unidades de paisaje litorales. La información sobre cada una de esas unidades aparecerá estructurada en fichas con textos, mapas y fotografías explicativas, que recogen documentación sobre múltiples aspectos, desde las formas de relieve hasta el patrimonio natural, usos del suelo, morfología, dinámicas del paisaje, riesgos e impactos. Toda esa información recopilada permite a los técnicos conocer los objetivos de calidad de cada ámbito y establecer directrices comunes a esos espacios.

El equipo de Medio Ambiente ha analizado 200.336 hectáreas, que se dividen en el plan para configurar un nuevo modelo de gestión de la costa que diferencia áreas de protección, corredores ecológicos y zonas de mejora ambiental y paisajística.